Audiencia Provincial de Lugo

Un hombre, que será juzgado a partir de este martes en la sección segunda de la Audiencia Provincial de Lugo, se enfrenta a una petición de nueve años, nueve meses y tres días de cárcel por abusar sexualmente de sus dos hijos, menores de 16 años, y maltratar a uno de ellos.

El escrito de la fiscalía explica que el acusado y la que era su pareja, con la que tuvo dos hijos, se divorciaron en diciembre de 2017. Desde antes de que finalizase el matrimonio y hasta junio de 2018, el acusado propinó “numerosas patadas y bofetadas” a su hijo, al que también agarró por el cuello con gran fuerza y lanzó violentamente contra la pared o contra el suelo “en múltiples ocasiones” en la casa familiar, ubicada en Chantada (Lugo).

No constan lesiones porque el menor no acudía al médico tras las agresiones, agrega el documento. A causa de esto, se produjo una “alteración de la paz y la armonía familiar” y el menor presentó una “alteración conductual” y una “afectación emocional”.

Además, en un momento no determinado, pero que el escrito sitúa en el primer semestre de 2018, cuando los menores pasaban el fin de semana en el domicilio de su padre, la hija se metió a dormir en la misma cama que él y este, “aprovechando la relación de parentesco e inspirado por un ánimo libidinoso” realizó tocamientos a la menor.

Esto provocó que la menor abandonase la habitación y que fuese su hermano el que se acostase en la misma cama que el padre, lo que el acusado aprovechó tambien para realizarle tocamientos.

Por ello, el escrito fiscal pide una pena de 21 meses y un día para el padre por el delito de maltrato físico habitual; de cuatro años y un día por abuso sexual a su hija menor y otros cuatro años y un día por abuso sexual a su hijo menor. Además, se solicita que se le prohíba al hombre comunicarse o acercarse durante cinco años y un día a menos de 200 metros de sus hijos por estos últimos delitos y que no pueda aproximarse a su hijo durante otros tres años por el de maltrato.

En concepto de responsabilidad civil, se le reclama al acusado una indemnización de 2.000 euros para cada uno de los menores. El juicio se celebrará los días 30 de junio y 2 de julio.

Comentarios