La Fiscalía ha mantenido la petición de prisión permanente revisable para la madre de la bebé hallada muerta el 16 de enero de 2018 en el vertedero de Alhendín (Granada) por un delito de asesinato, después de que la joven reconociera en la primera sesión del juicio que golpeó a su hija contra una pared nada más nacer y de que los forenses hayan ratificado este miércoles que la pequeña nació viva y sana.

El Ministerio Público ha elevado así a definitiva su petición de prisión permanente revisable tanto para la madre, Fátima A.O. de 25 años, como para el abuelo materno de la bebé, aunque ha modificado el relato de hechos tras la confesión de ella y el resto de la prueba practicada en el juicio, según han informado a Europa Press fuentes del caso.

En la primera sesión ambos declararon concretamente que, aunque ella le pidió que no llamara a una ambulancia y que le ayudara en el parto, él decidió marcharse, de forma que la joven dio a luz por sus propios medios en una habitación de la vivienda familiar, en Talará, en la localidad de Lecrín (Granada), en presencia de su hija de 18 meses entonces. Según su testimonio, cortó el cordón umbilical con unas tijeras, cogió a la bebé y la golpeó contra la pared.

Cuando el abuelo materno llegó ya estaba muerta y, según su propio testimonio, limpió los vestigios del parto y se deshizo del cadáver introduciéndolo en una bolsa de basura que tiró en un contenedor en el municipio de Albuñuelas, tras caminar durante dos horas.

La Fiscalía atribuye por ello ahora al abuelo materno un delito de abandono de menor, tanto por la bebé como por su otra nieta, según precisan las mismas fuentes. La previsión es el que objeto del veredicto se entregue este jueves a los miembros del jurado.

Durante la sesión de este miércoles, los peritos han ratificado el informe de la autopsia, que determinó que la niña nació viva y sana, y que la causa fundamental de la muerte fue un traumatismo cráneo encefálico y la causa inmediata, un shock postraumático. Según los forenses, el bebé presentaba diversas lesiones y fracturas, unas ocasionadas en vida que le produjeron su muerte y otras después de fallecer, como consecuencia del paso por distintos lugares hasta que fue encontrada en el vertedero de Alhendín por un operario.

Comentarios