Franco

“Desaparecido”, así están los socialistas de la Asamblea. El PSOE cosecha unas buenas encuestas en muchas comunidades, pero la sensación de que en la Comunidad de Madrid no están haciendo bien su trabajo se ha apoderado de Ferraz. Ángel Gabilondo, el candidato socialista a la autonomía de la capital, es un político muy respetado, pero dentro del PSOE de Madrid echan de menos un poco más de garra e ímpetu que le conviertan en un político con posibilidades de convertirse en el próximo presidente de la Comunidad. Sin embargo, está desaparecido. Y su falta de comparecencias ha hecho que sea el Delegado del Gobierno en Madrid y líder del PSM quien haya ocupado ese espacio vacío.

Se llama José Manuel Franco, y ha pasado de ser uno de los socialistas más cuestionados a convertirse en Delegado del Gobierno en Madrid. Tampoco su paso como Delegado tuvo un estreno amable, pues le acusaron de haber permitido la manifestación feminista del 8 de marzo sin tener en cuenta los criterios sanitarios, pero al final no hubo mayores consecuencias. Ahora, con la marea baja, Franco no solo ha dejado a un lado esa tendencia a la baja, sino que se está apoderando de ese espacio que Gabilondo ha dejado completamente vacío: el de líder de la oposición en la Comunidad de Madrid.

Suena la moción de censura, sí, pero lo cierto es que la oposición de Gabilondo no ha sido especialmente dura ni efectiva. Sin embargo, quien ha cosechado titulares dignos de un líder de la oposición ha sido Franco ante la sorpresa de algún que otro diputado. De hecho, el líder del PSOE de Madrid ya se ha lanzado a la piscina y, aun siendo Delegado del Gobierno en la capital, ha convocado una manifestación contra la “errática” gestión de la Comunidad de Madrid el mismo día en que la presidenta de la autonomía se reunía con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

La reacción de la Familia Real a la decisión de alejar al Rey emérito Juan Carlos de Zarzuela

Sánchez se niega a desvelarlo, pero nosotros sí sabemos donde está el Rey Juan Carlos

  • Juan Carlos I lleva casi dos semanas alojado en el Emirates Palace.
  • Las aspiraciones políticas de Franco recibieron un golpe de apoyo cuando le nombraron Delegado del Gobierno en medio de una tormenta en la que crecían las voces que criticaban su liderazgo en el PSM. De pronto, en febrero fue nombrado un alto cargo en la Comunidad y todo apuntaba a que Sánchez quería rescatarle de la quema, o al menos premiarle con un puesto digno de quien ha liderado el partido en Madrid durante tantos años.

    Desde el PSOE ven bien que alguien haga ruido contra la Comunidad de Madrid, pero temen que la figura de Gabilondo desaparezca por completo por su falta de mordiente. El gran proyecto del actual candidato del PSOE de Madrid es aprobar una moción de censura contra la presidenta Isabel Díaz Ayuso y sustituirla por su actual vicepresidente. Con este giro, la carta maestra de Gabilondo parece que es coronar a Ignacio Aguado y dejar tocado al PP, pero para el PSOE no parece que haya un trozo de la tarta.

    El problema nace de que no parece que Franco esté muy de acuerdo con Gabilondo en la estrategia. El Delegado del Gobierno en Madrid o bien mantiene un criterio dispar o bien no comparte el plan del candidato socialista para tumbar a Ayuso. “Hablar ahora de una moción de censura es absolutamente irresponsable”, aseguró Franco en una entrevista a Vozpópuli en referencia al plan del PSOE. Por lo que las diferencias han quedado más que demostradas.

    El latir de Ferraz no acompaña a los planes de Gabilondo. El candidato socialista es un político muy respetado, pero crecen las voces que le acusan de no ser un animal político y de faltarle esa mordiente necesaria para hacer ruido en la Asamblea de Madrid. Sin embargo, el problema es que tampoco hay una alternativa fácil, aunque algunos empiezan a hablar de Franco como una posibilidad real para sustituir en un futuro a Gabilondo al frente del PSOE en Madrid.