García Page

Emiliano García Page ha puesto en duda la figura de Pedro Sánchez. El presidente de Castilla-La Mancha ha recordado a Alfredo Pérez Rubalcaba y ha pedido “no olvidar su método”, después de añadir que él siempre “tenía muy claros los límites”. Unas palabras que en contra del líder de su formación, dispuesto a pactar con ERC para sacar adelante la investidura.

PSOE Rufian acuerdo

El PSOE no entra al trapo de Rufián y confía en alcanzar un acuerdo

El respaldo aplastante de la militancia de ERC a supeditar la negociación con el PSOE para la investidura de Pedro Sánchez a una mesa de diálogo sin vetos, ni condiciones, era el impulso que le faltaba al partido republicano para catapultarse como la pieza imprescindible en la formación de gobierno....

Así lo ha puesto de manifiesto Page durante el homenaje que se le ha brindado en el Aula Magna del Edificio de Servicios Generales de la UCLM de Ciudad Real, institución donde impartió docencia, en un acto donde ha asegurado que “si hay alguien que pudiera resolver puzles” en la actualidad, ese es Pérez Rubalcaba.

El líder del Ejecutivo autonómico ha abundado en que el exsecretario general de los socialistas, exministro de Interior y exvicepresidente del Gobierno “tenía claro el perímetro de la Constitución” a la hora de establecer negociaciones políticas.

Tras recordar la “explosión de unanimidad” en el homenaje que recibió tras su fallecimiento, ha dicho de Rubalcaba que “no apabullaba con su lucidez” y “siempre decía algo”. “En este momento, reivindico sus cualidades en muchos aspectos. Como persona, era entrañable”, ha abundado.

También ha reconocido que con Rubalcaba compartió “momentos difíciles”, pero su capacidad de reacción y su “agilidad mental para encajar piezas” en malos episodios conformaba una “forma de actuar” propia de su persona.

“Tenía una coherencia que le daba respeto. Le veías en un bar o en el Congreso y era el mismo. No era impostura”, ha afirmado, añadiendo que no conoce a nadie a quien el exsecretario general de los socialistas “haya querido hacerle daño”.

Claro que “fue implacable” contra el adversario político, “pero nunca en lo personal”, ha apuntado el presidente regional, para añadir que incluso le ha hecho “favores desde la nobleza” a esos adversarios.

García-Page ha ahondado en que su persona “traspasaba al personaje político”, y “casi siempre se reservaba cosas que no tenía que decir”. En España, ha considerado, “se le va a echar de menos”, ya que “siempre ha sido más un hombre de Estado que un hombre de partido”.

UN AULA PARA RUBALCABA

Las palabras del presidente regional han dado paso al descubrimiento de una placa que recordará al que fuera, además de unas de las figuras clave en la política española de las últimas décadas, impulsor de la actual Universidad de Castilla -La Mancha y profesor de química en el Colegio Universitario de Ciudad Real, el germen de la actual UCLM.

Concretamente esta placa está situada en Aula Magna del Edificio de Servicios Generales de la UCLM de Ciudad Real, lugar donde se ha celebrado el homenaje y que pasará a denominarse Alfredo Pérez Rubalcaba, recordando así “el importante papel que jugó en el nacimiento y desarrollo de esta universidad”, tal y como ha destacado el rector de la UCLM, Miguel Ángel Collado, antes del descubrimiento de la plaza.

“Nos ayudo con su sabiduría y consejo para avanzar más rápido y más lejos”, ha rememorado Collado erigiéndole como “ejemplo de servidor público”. Ha destacado también su sentido de la vertebración de España en la que se defiende que se debe ofrecer oportunidades en todos los territorios.

De su lado la viuda, Pilar Goya ha agradecido el gesto de la UCLM y ha expresado que la emoción y lo gratificante de este homenaje radica en que “viene de la comunidad educativa y de esta tierra con la que siempre tuvo una relación especial”.

PAGE: “CON ÉL SE HA MUERTO UNA BUENA FORMA DE HACER POLÍTICA”

El expresidente regional, José María Barreda, ha lamentado que con la perdida de Rubalcaba “se ha muerto una buena forma de hacer política”. Barreda ha recordado la especial unión con el que fuera ministro en varias etapas de gobiernos socialistas y cómo trabajaron para que la UCLM fuera una realidad. “Al final brindamos por el éxito y hoy podemos estar en esta esplendida realidad celebrando que ya hayan conseguido sus licenciaturas e ingenierías miles de chicos y chicas que antes no hubieran podido hacerlo”.

Esto para Barreda fue el “inicio de una revolución social ya que se pasó de abuelos a padres analfabetos, a hijos y nietos con estudios superiores”. En este sentido ha destacado el talante de Rubalcaba “que entendía la política como los clásicos y que como los ilustrados, confiaba en la educación y la cultura para alcanzar la igualdad y el progreso”.

Una afirmación que ha recogido el presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero y ha puesto en valor cómo fue uno de los grandes impulsores del avance de la educación en España consiguiendo “en pocos años lo que en otros países costó décadas”.

Para Caballero, Rubalcaba forma parte de “ese ramillete de personas que por encima de ideologías y colores son apreciados por toda la sociedad y le reconocen que han trabajado en pro hacer un país y un mundo mejor”. “Es uno de los imprescindibles para España”, ha añadido.

UN HOMBRE CON VOCACIÓN DE SERVICIO

La vocación de servicio de Alfredo Pérez Rubalcaba ha sido puesta de manifiesto por varios intervinientes, el primero de ellos ha sido el secretario general de Universidades, José Manuel Pingarrón, que lo ha calificado como “ejemplo de servicio tanto a la sociedad como la universidad”.

Algo en lo que ha incidido la alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, que ha explicado cómo lo más importante es la vocación de servicio público. “Donde se le ha llamado estaba. Siempre ha estado sirviendo a España, a su país, y sirviendo también a la Universidad de Castilla-La Mancha y a la Universidad en general”.

El anterior rector de la UCLM, Ernesto Martínez, también ha abordado esta faceta de “hombre al servicio de España” y un político al que admira por su “seriedad, rigor, honestidad, buen criterio y buen hacer”. Además de hacer referencia a su humildad y a su capacidad para “resolver problemas”, aludiendo a que fue “el ministro que consiguió el final de ETA gracias a su capacidad negociadora”.

“Sencillez y humildad” han sido otras de las palabras dedicadas por Martínez a Rubalcaba en referencia a su vuelta a la Universidad tras acabar su etapa en el política nacional.

De su lado, el rector honorario, Luis Arroyo, también ha tenido una mención especial a aquellos “recuerdos hermosos y felices de los trabajos realizados en común y con éxito”, en referencia a la “lucha” para conseguir que la UCLM fuera una realidad. Ha destacado cómo Rubalcaba les ayudo siempre, aludiendo a su etapa como ministro de Educación y el gran respeto que despertaba porque era un “activo militante por la democracia” y es que “los químicos siempre han dado muy buen resultado en lo académico como en el gobierno”, ha bromeado.

Finalmente el decano de la Facultad de Químicas, Ángel Ríos ha recordado como Rubalcaba se implico en una transición entre unas instalaciones que no favorecían a la comunidad universitaria, a unas condiciones más dignas.

Comentarios