El líder de Ciudadanos en el Parlamento Europeo, Luis Garicano, ha señalado este jueves que cree que la Comisión Europea “va a parar” la propuesta de PSOE y Unidas podemos para cambiar el sistema de elección del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y ha criticado el “silencio asombroso” de diputados socialistas.

Así se ha expresado el eurodiputado en una conferencia en el ‘Club Siglo XXI’ titulada “La España que merecemos”, a la que también ha acudido el exministro del PSOE Carlos Solchaga.

Garicano se ha mostrado “preocupado” por la reforma del CGPJ porque el nuevo sistema de elección supondría “ponerlo al servicio de media España” pero “a costa de la otra”. Por ello, cree que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dado “pasos sin medir” con la propuesta, que, según ha dicho, “sorprende” a sus colegas europeos.

En este sentido, ha recordado la iniciativa de Ciudadanos para cambiar el sistema electoral y permitir “dar libertad a hablar, actuar y exigir cuentas” a los partidos ante situaciones como ésta y ha destacado el “silencio asombroso que hay” en las filas socialistas por una reforma del Consejo que contaría “con una mayoría de la mitad” del Parlamento.

Además, ha criticado que el Gobierno central negocie los Presupuestos Generales del Estado (PGE) con fuerzas políticas “destructivas”, en referencia a los partidos independentistas, que han reconocido “explícitamente que su objetivo es destruir al Estado”. “Es difícil pensar en el objetivo común”, ha reflexionado.

Por ello, Garicano se ha referido a la actual política cuya dinámica, a su juicio, es “autodestructiva”, algo que también se extiende a la economía. “Hay un riesgo cierto de entrar en una fase de estancamiento”, ha señalado el dirigente de Cs, que ha pedido reformas en el plan de reconstrucción porque “el dinero europeo es un tren que puede desaparecer”.

Por último, ha alabado al PSOE de los Gobiernos de Felipe González porque “quería cambiar España”. Así, ha pedido a la formación de Pedro Sánchez que elija “cómo pasar a la historia”, siendo un “partido que solventó todo lo que tenemos” o el que “supo rectificar, asumió el riesgo de gobernar en solitario y tendió las manos a los constitucionalistas”.