El Govern ha regulado el teletrabajo de forma permanente para el personal de la administración catalana y sus organismos autónomos, en un sistema mixto que combina el trabajo presencial y el no presencial, con un máximo de dos jornadas a la semana que se podrán hacer a distancia.

Lo ha aprobado este martes en Consell Executiu mediante un decreto, que abarca a más de 40.000 funcionarios, excluyendo al personal estatutario de los servicios de salud y cuerpos penitenciarios, docentes, bomberos, Mossos d’Esquadra y agentes rurales, además de los puestos de trabajo de atención directa al público y de prestación de servicios presenciales.

La adhesión a la modalidad de teletrabajo se hará voluntariamente, a solicitud de los empleados públicos, por un periodo máximo de un año prorrogable.

Estará sujeta a una evaluación periódica por parte de un supervisora para determinar el cumplimiento de los objetivos y las condiciones pactadas en el plan personal de trabajo.

Los trabajadores del Districte Administritatiu, en el que se han trasladado las consellerias de Vicepresidencia y Economía y Hacienda, Justicia, Políticas Digitales y Administración Pública, y Empresa y Conocimiento, tendrán la opción de ampliar a tres días a la semana la modalidad de teletrabajo.

Los que presten servicios en esta modalidad recibirán una formación específica en la Escola d’Administració Pública de Catalunya en materia de ciberseguridad, protección de datos, prevención de riesgos laborales y seguimiento de objetivos.

Asimismo, se creará una Comisión de Evaluación del Teletrabajo en la Generalitat, que será el órgano técnico de seguimiento y evaluación de los resultados de esta modalidad.

TELETRABAJAR DE MANERA OCASIONAL

La norma aprobada este martes contempla la posibilidad de teletrabajar de forma ocasional en determinados casos, como en situaciones de emergencia y episodios de contaminación.

Otros dos supuestos en los que lo permite son los de completar la jornada en modalidad de teletrabajo cuando el empleado público se haya tenido que desplazar fuera del centro habitual y el regreso sea ineficiente, y por encargos específicos derivados de las necesidades del servicio.

ESPACIOS DE COTRABAJO

La Conselleria de Políticas Digitales y Administración Pública ha regulado también los espacios de cotrabajo en la administración catalana, con el objetivo de “facilitar el acercamiento” de sus sedes al domicilio de los empleados públicos.

Estos espacios también tienen que permitir el fomento de la interrelación entre los funcionarios y la generación de dinámicas de trabajo colectivo.

Comentarios