El grupo de trabajo de Políticas Sociales y Sistema de Cuidados, creado en el Congreso en el marco de la Comisión de Reconstrucción tras el Covid19, ha aprobado este miércoles el documento de conclusiones sobre medidas sociales con los únicos votos a favor de los partidos que sustentan el Gobierno, PSOE y Unidas Podemos, además del de ERC.

El documento ha podido salir adelante, a pesar de los votos en contra de PP, PNV, Ciudadanos y Junts per Catalunya (JxCat), gracias a la abstención de EH Bildu y a la ausencia de representantes del grupo Mixto en la votación.

La portavoz del PP en este grupo, Rosa Romero, ha explicado que su rechazo al documento se debe a que no se incluyen sus peticiones de vincular el Ingreso Mínimo Vital (IMV) a las políticas activas de empleo o que se garantice el 0,7 al Tercer Sector tal cual está. Además, lo consideran “un ataque a la libertad de elección de la educación de los padres”, así como un “ataque a la concertada y a los centros de educación especial”.

Esta última es también la razón que alega Ciudadanos para votar en contra de las conclusiones. La formación naranja ha denunciado que socialistas y morados no incluyan a estos modelos de enseñanza en las ayudas públicas y condicionaron su voto favorable a que se incluyeran en los acuerdos. Algo que, finalmente, no ha ocurrido. Los nacionalistas vascos, por su parte, han criticado también el documento aprobado porque, a su juicio, centraliza muchas de las competencias de las autonomías y, especialmente, algunas que el País Vasco tiene en exclusiva.

Aún así, el documento aprobado este miércoles podrá ser modificado, puesto que las conclusiones van a ser debatidas el viernes en la Comisión de Reconstrucción y llevadas al Pleno de la Cámara baja durante el mes de julio.

Comentarios