La consellera de Justicia de la Generalitat, Ester Capella, ha criticado este miércoles que el anteproyecto de ley de Memoria Democrática, aprobado el martes en Consejo de Ministros, no incluya una reforma del Código Penal que sancione el enaltecimiento del franquismo y la exhibición de simbología fascista o nazi.

“Es una cuestión ampliamente debatida durante mucho tiempo, objeto de muchas enmiendas en las modificaciones del Código Penal, y que por razones que no entendemos no se contempla”, ha dicho en una entrevista de La Xarxa TV.

Ha criticado al Gobierno que se queda corto en este aspecto, y a su parecer también al no revisar la Ley de amnistía, que “ha permitido que aquellos que fueron parte activa del franquismo no hayan respondido ante los tribunales”.

Sobre la Ley de amnistía también ha dicho que “debía prever la libertad de los presos políticos en cárceles españolas fruto de la represión franquista, y al final sirvió para que aquellos que participaron del régimen y fueron partícipes de la represión se fueran de rositas”.

En este sentido, ha criticado que los diferentes ejecutivos han mostrado cierta complacencia, en sus palabras, con la situación: “Lo hemos visto estos días con la carta de apoyo al señor Martín Villa, que evidencia esta forma de entender que si no se habla de las cosas es como si nunca hubieran ocurrido”.

MEMORIA HISTÓRICA EN CATALUÑA

Considera que el anteproyecto de ley del Gobierno llega tarde y, en cambio, ha defendido que “en Cataluña, las políticas de memoria democrática hace muchos años que se hacen”, y se ha referido a la anulación de los juicios franquistas en 2017, la Ley de fosas, el Plan de fosas y el Plan de identificación genética.

“Las familias tienen derecho a saber si es alguno de sus familiares, esto permite cerrar lutos individuales que a la vez son lutos colectivos”, ha dicho sobre el programa de identificación de los restos hallados en fosas comunes mediante pruebas de ADN.

Comentarios