Colegio

El que nos acerquemos al pico de la curva de infectados empieza a dejar entrever cuándo se establecerá de nuevo la actividad en el país, especialmente en los centros educativos; Una gran incógnita que muchas familias siguen con cierta inquietud. La ministra de Educación, Isabel Celaá, ha anunciado que el Gobierno tiene intención de abrir las escuelas y universidades entre mayo y junio. Todo depende de la evolución de la crisis del patógeno. Sin embargo, no lo afirman con contundencia ya que, según los últimos datos, la gráfica de infectados por coronavirus sigue en ascenso. y hasta que no empiece a bajar, no se podrán hacer estimaciones.

Ya pocos españoles dudan de que abril va a ser un mes doméstico. Todos encerrados en sus casas, al menos la primera quincena, ya que los datos sobre el número de infectados por coronavirus no son, de momento, nada alentadores.

El PSOE ha sido claro. “Entre mayo o junio quizá se podría volver a la normalidad. Queremos que el curso acabe de forma presencial”, han detallado este jueves. Por lo que para cuando las temperaturas empiecen a subir, es posible que los más jóvenes vuelvan a su vida escolar normal. Tanto los colegios como las universidades, que llevan cerradas desde mediados de marzo. Pero abril es un mes perdido. Lo quieran o no.

Gabilondo

Gabilondo, el favorito en el PSOE para abordar la nueva ley educativa

  • El exministro ya estuvo a punto de lograr un acuerdo parlamentario para llevar a cabo una ley educativa con gran consenso.
  • La ministra se ha mostrado convencida de que “ningún alumno o alumna va a perder el curso por el coronavirus”. La mayoría mantiene su actividad escolar de forma telemática, pero hay otros, sobretodo los más pequeños, que se han quedado muy descolgados de su formación, a pesar de que les hayan enviado tareas y ejercicios para realizar en casa.

    Los mensajes del Gobierno empiezan a ser más optimistas, pero de forma muy moderada o, mejor dicho, cauta. Hasta que la curva no empiece a bajar, no se podrán hacer estimaciones. Algo que nadie sabe con seguridad, ya que las opiniones de los expertos son muy dispares.

    El primer mensaje sobre el aplazamiento de la vida escolar y educativa se dio con la selectividad. El Gobierno ha decidido aplazar la prueba de acceso para la universidad al 22 de junio, al 10 julio y al 10 de septiembre. Algo que indicaba que las previsiones del Ejecutivo están convencidas de que el verano será mucho más tranquilo.

    Ahora, la ministra se ha vuelto más optimista y desde el Gobierno no descartan que la actividad presencial se restablezca en mayo. Eso sí, fuentes cercanas al PSOE han asegurado a MONCLOA.COM que descartan que sea durante la primera quincena por precaución.

    Por supuesto, con todo esto también se reaunudará la formación profesional, las clases para adultos y todo lo que sea competencia del Ministerio de Educación. Una noticia que desde el Gobierno esperan dar cuanto antes, ya que su obsesión, según destacan, es que con esto no se pierda un año escolar.

    Gabilondo candidato presidencia

    El PSOE prevé reciclar a Gabilondo si logran formar Gobierno tras el 10-N

  • El PSOE quiere recuperar a sus figuras políticas más respetadas para abordar una investidura que necesitará del apoyo de otras fuerzas.
  • Para muchos padres es duro mantener el confinamiento con los hijos. Sobretodo los más pequeños. Es por esto que esperan que se abra un poco el confinamiento pronto para poder desahogar la tensión que se respira en algunas viviendas.

    UN CURSO INTERRUMPIDO A TROMPICONES

    El cierre total de colegios, institutos y universidades no fue una decisión conjunta. Fueron las comunidades autónomas las que, como un goteo, decidieron cerrar esta actividad sin que se hubiera puesto en marcha el estado de alarma y, por tanto, el confinamiento. De hecho, algunos, como la Comunidad de Madrid, decidieron clausurar las actividades educativas sin tener en cuenta al Ministerio de Sanidad. Algo que incluso trajo algún que otro enfrentamiento.

    Esta decisión tomada por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, fue luego replicada por muchas otras autonomías. Es más, hasta que el propio Gobierno lo consideró adecuado decretando el confinamiento de todos los españoles por 15 días que después se convertirían en 30.

    Lo que hizo la Comunidad de Madrid se decretó el 9 de marzo y entró en vigor el 11, cuando había en toda España 578 casos de coronavirus confirmados. Ahora, el número de infectados es muy superior, de más de 56.000. Y con esto, Celaá ya avisa de que su intención es reabrir los colegios en mayo, como pronto. Es decir, que quedan por delante dos meses en los que los más jóvenes tendrán que estudiar desde casa.

    Comentarios