El Ejecutivo vasco recoge, en su programa de Gobierno, su voluntad de ampliar y mejorar el autogobierno vasco y señala que su defensa y la reclamación de las competencias pendientes serán los “pilares fundamentales” para afrontar la actualización del pacto estatutario sobre la base de los trabajos realizados por la ponencia parlamentaria de autogobierno en la pasada legislatura.

El programa de Gobierno acordado por PNV y PSE-EE incluye cuatro ejes, uno de los cuales es el referido a “Más y mejor autogobierno”, y el Ejecutivo expresa su voluntad de “defender el autogobierno y el cumplimiento íntegro del Estatuto de Gernika”.

En el documento se señala que el autogobierno es “sinónimo” de mayor bienestar para el conjunto de la ciudadanía y asegura que su defensa y la reclamación de las competencias pendientes constituyen “pilares fundamentales” para afrontar la actualización del pacto estatutario, sobre la base de los trabajos realizados por la ponencia parlamentaria de autogobierno en la pasada legislatura.

Sobre estos principios, el Gobierno vasco reafirma su voluntad de ampliar y mejorar el autogobierno de Euskadi en base a unos compromisos. Los compromisos que recoge el acuerdo son ampliar el desarrollo legislativo del autogobierno alcanzado, “el autogobierno hacia adentro”; defender el autogobierno alcanzado utilizando de forma efectiva los mecanismos políticos, jurídicos e institucionales vigentes y fortalecer y desarrollar el autogobierno económico, financiero de Euskadi.

Junto a ello, se incluye trabajar por el cumplimiento de los compromisos políticos e institucionales asumidos para completar el autogobierno reconocido en el Estatuto de Gernika, conforme al cronograma de las posibles negociaciones en relación a traspasos solicitados por el Gobierno vasco y sus posibles actualizaciones acordadas.

Dentro de cada compromiso se incluyen una serie de iniciativas y, en relación a ampliar el desarrollo legislativo del autogobierno, contempla aprobar el Programa legislativo dentro de los primeros tres meses tras la constitución del nuevo Gobierno.

En relación a la coordinación interinstitucional, el Ejecutivo apuesta por profundizar en la coordinación de las políticas estratégicas con las demás instituciones, como diputaciones forales y ayuntamientos, implementando los mecanismos y órganos de coordinación establecidos o, en su caso, apoyando la creación de espacios de trabajo y colaboración interinstitucional, con el objetivo de abordar “los grandes retos” a los que se debe enfrentar Euskadi como sociedad.

DEFENSA DEL AUTOGOBIERNO

El Ejecutivo también incluye en su programa velar por la defensa del autogobierno alcanzado, promover su desarrollo y denunciar las actuaciones que supongan una “intromisión, vaciamiento, condicionamiento o recorte” en las políticas públicas que el Parlamento o el Gobierno Vasco hayan aprobado dentro de su ámbito competencial.

En este sentido, precisa que aquellas medidas que puedan derivarse de las competencias de coordinación contempladas en el artículo 156 de la Constitución, referidas a política fiscal y financiera, deben respetar el Concierto Económico vasco y ser acordados en los órganos bilaterales respectivos. Por lo tanto, recuerda que ello requiere, para suaplicación o materialización, de la reunión del órgano de encuentro bilateral o Comisión Mixta del Concierto Económico, “en tiempo y forma”.

Otra iniciativa contemplada es que, por parte del departamento competente en materia de defensa del autogobierno, se coordinará de oficio, o a instancia del resto de departamentos, la elaboración de informes sobre la legalidad constitucional y el respeto al Estatuto de Gernika de las iniciativas normativas del Estado.

Además, se precisa que, cuando se detecten vulneraciones del autogobierno vasco se procurará la búsqueda de “soluciones preventivas” que eviten la conflictividad judicial, a través de la correspondiente “carta de cooperación”.

También se promoverá preferentemente la realización de negociaciones ante la Comisión bilateral de cooperación, con objeto de preservarel autogobierno vasco y evitar su judicialización constitucional.

No obstante, se recoge que, si las medidas preventivas de cooperación no tuvieran resultado, el departamento competente en materia de defensa del autogobierno, previa consulta con el departamento sectorial afectado, elevará al Consejo de Gobierno las propuestas de interposición de procesos constitucionales o judiciales “de toda índole” que se sustancien en defensa del autogobierno, de las competencias vascas y de la organización institucional de Euskadi.

Asimismo, se señala que, tanto en los procesos en los que el Gobierno Vasco intervenga a título de actor como en los que sean consecuencia de recursos interpuestos por el Estado contra las normas y actos dictados por Euskadi, se promoverá preferentemente la realización de negociaciones por el Departamento competente en materia dedefensa del autogobierno ante la Comisión Bilateral de Cooperación.

El objetivo será preservar “en las mejores condiciones posibles” el autogobierno vasco y evitar la judicialización constitucional y los riesgos de provocar “fallos meramente interpretativos delautogobierno” que vayan consolidando una doctrina de “efectos menguantes” para el ámbito competencial vasco.

AUTOGOBIERNO ECONÓMICO Y FINANCIERO

Por otra parte, dentro del compromiso de fortalecer y desarrollar el autogobierno económico-financiero de Euskadi, una de las iniciativas recogidas es actualizar el Concierto Económico entre Euskadi y el Estado con el fin de “consolidar el autogobierno en materia fiscal” de las instituciones vascas logrando “mayores cotas” de capacidad normativa y regulatoria en los tributos concertados y la posibilidad de establecer nuevos tributos distintos de los concertados.

También incluye promover los acuerdos pertinentes para la aprobación de una nueva ley quinquenal de metodología de señalamiento del Cupo para el período 2022-2026, así como impulsar la Comisión Mixta del Concierto Económico como instancia para regular las relaciones económico-financieras entre el Estado y Euskadi.

Asimismo, se contempla impulsar una nueva Ley de Aportaciones, fundamentada en el “consenso institucional” y en la consolidación deun “modelo de distribución de recursos que continúe garantizando la suficiencia financiera” de las administraciones vascas.

Por último, dentro de este compromiso, el Gobierno pretende continuar con la actualización permanente del ordenamiento jurídico de Euskadien materia económico-financiera con el fin de mantener “una regulación eficaz, moderna, estable y transparente” de las materias propias de la Hacienda General del País Vasco.

COMPETENCIAS

El Gobierno vasco recoge también el autogobierno pendiente de transferir como uno de sus compromisos y, entre las iniciativas previstas, está la de trabajar conjuntamente con el Gobierno español para materializar las negociaciones sobre las competencias pendientes, materias y servicios susceptibles de ser transferidas, dentro de los términos recogidos por el Informe sobre Actualización de las Transferencias Pendientes a la Comunidad Autónoma del País Vasco 2017, avalado por el Consejo de Gobierno y remitido a la Ponencia de autogobierno del Parlamento vasco.

Todo ello, según recoge, de conformidad con el cronograma orientativo de posibles negociaciones en relación a traspasos solicitados por el Gobierno de la Comunidad Autónoma del País Vasco, remitido formalmente por el Gobierno español el 20 de febrero de 2020, “conscientes de sunecesaria actualización consensuada de mutuo acuerdo debida la afección de la pandemia de la Covid-19”.