jueves, 3 diciembre 2020 18:28

El Gobierno Vasco prorroga las restricciones a la movilidad y a la actividad

El Gobierno Vasco mantendrá las actuales restricciones a la actividad y a la movilidad al considerar que, pese al cambio de tendencia en la pandemia de covid-19, la transmisión del coronavirus sigue siendo “muy alta” en Euskadi.

La decisión de mantener estas medidas ha sido dada a conocer por la consejera de Salud del Gobierno Vasco, Gotzone Sagardui, al término de la reunión del Consejo Asesor del Plan de Protección Civil de Euskadi (LABI) celebrada este jueves.

De esa forma, y a través de un decreto que el lehendakari, Iñigo Urkullu, firmará este viernes, el Gobierno Vasco mantendrá las medidas preventivas aprobadas el pasado 6 de noviembre.

Según ha explicado Sagaurdui, por un plazo de al menos 15 días, seguirá en vigor la limitación de la entrada y salida de personas en el territorio de la Comunidad Autónoma de Euskadi y del entorno municipal donde cada persona tenga fijada la residencia. También se mantiene la limitación de circulación en horario nocturno a partir de las 22.00 horas y el cierre de los establecimientos hosteleros, entre otras medidas.

CAMBIO DE TENDENCIA

En la rueda de prensa posterior al encuentro celebrado en Lehendakaritza, la consejera de Salud ha afirmado que, a pesar de que las medidas están resultando “efectivas” y tienen reflejo en el cambio de tendencia de la pandemia, Euskadi sigue en una situación de transmisión “muy alta” del virus.

Por ello, el LABI ha optado por mantener las medidas establecidas en el último decreto, cuyo objetivo era reducir al máximo la movilidad y los contactos sociales.

Por lo tanto, seguirá en vigor la limitación de la entrada y salida de personas en el territorio de la Comunidad Autónoma de Euskadi y del entorno municipal donde cada persona tenga fijada la residencia; la limitación de circulación en horario nocturno a las 22.00 horas; limitación de las actividades socio-económicas a las 21.00 horas o cierre de los establecimientos hosteleros, entre otras medidas.

El lehendakari firmará mañana un decreto de artículo único por el que se prorrogan en los mismos términos el conjunto de medidas adoptadas en el anterior Decreto 38/2020, de 6 de noviembre. El decreto será publicado en el Boletín Oficial del País Vasco y entrará en vigor este próximo sábado.

Esta decisión viene avalada por la Comisión Técnica que confirma que las medidas adoptadas han sido “adecuadas y proporcionadas a la gravedad de la situación epidemiológica”. “Las medidas están teniendo un efecto positivo que puede apreciarse en la modificación de la tendencia de los últimos días. La buena respuesta de la mayoría de la sociedad ha sido un factor decisivo para ello”, ha apuntado la consejera.

Sin embargo, a pesar de este cambio de tendencia, ha recordado que Euskadi se encuentra en el nivel cinco previsto en el Plan Biziberri II, es decir, en una situación de transmisión “muy alta” del virus. Ha apuntado también que seguimos en el escenario tres del Plan de Contingencia de las UCIs.

Sagardui ha precisado que el decreto del lehendakari establecerá este viernes la duración de las medidas pero, en principio, “serán 15 días” a partir de este próximo sábado, en el que entrarán en vigor. “Hemos previsto la próxima revisión en el LABI dentro de 15 días, luego las medidas tendrán un vigor de 15 días”, ha dicho.

Además, ha advertido de que es “muy difícil” hacer escenarios ante el virus y dependerá de la capacidad de “parar su expansión”, por lo que, ante el próximo puente festivo, de La Inmaculada, o “incluso a otras fechas, como las navidades”, la decisión “dependerá de la evaluación continuada” que se haga en las próximas semanas.

Según ha recordado, los criterios que tiene en cuenta el Gobierno Vasco para adoptar las medidas oportunas en cada situación son la tasa de incidencia acumulada en 14 días, los índices de positividad y el estado en el que se encuentre el sistema hospitalarios, especialmente, las UCI.

Por ello, ha explicado que no hay establecida “una fecha concreta” para pronunciarse sobre las medidas que estarán en vigor en navidad. Se realizará, según ha añadido, una “continua monitorización de la evolución epidemiológica en Euskadi” de la pandemia y “si hubiera en algún momento necesidad de adoptar alguna otra medida u otra conclusión, podría realizarse en cualquier momento, sin tener que apurar el plazo establecido por el decreto”.

La consejera de Salud se ha negado a realizar un balance sobre la efectividad de las medidas del cierre de la hostelería y ha aclarado que “el balance es el del conjunto de las medidas establecidas en el LABI”.

“Lo que vemos, lo que nos muestra la evolución de los datos relativos a la evolución de la pandemia, es que están siendo efectivas para la mejora de los resultados. No estamos en una buena circunstancia, pero estamos mejor, y estamos mejorando”, ha añadido. La consejera ha reiterado que los indicadores “hacen ver que hay una evolución positiva”, pero todavía no existe “una buena circunstancia”.

CAMPAÑA SENSIBILIZACIÓN

Por ello, ha pedido un nuevo “esfuerzo” a la sociedad vasca para seguir frenando la expansión del virus. En este sentido, ha informado de la puesta en marcha de una campaña de sensibilización respaldada por todas las instituciones vascas: Gobierno Vasco, diputaciones forales, ayuntamientos de las capitales y Eudel.

Se trata de una campaña que tendrá reflejo en los medios de comunicación social y que busca combatir una posible situación de relajación recordando que esta enfermedad puede llevar a las personas al hospital, a la UCI o incluso a la muerte. Con el fondo de una UCI, aparece el lema de la campaña: “Manos, mascarilla, distancia. Todas y todos sabemos cómo evitarlo”.

En sendos videos, de gran crudeza, se ve cómo varios sanitarios mueven e intervienen quirúrgicamente a una persona enferma de Covid-19, intubada y monitorizada, en una UCI de Osakidetza.

Sagardui se ha referido a esta campaña de concienciación para asegurar que pretende ser “una contribución más en la concienciación, tanto a nivel individual como colectivo”, que aclare cuál puede ser la situación que se ocasione “en otras personas, en nosotros mismos, y el efecto que pueda tener en el sistema de salud”.

“Estamos mejorando, pero no estamos bien; y, por lo tanto, no debemos llevarnos a una relajación. Debemos incidir en esa responsabilidad, tanto individual como colectiva. Tenemos que ser conscientes de los que podemos provocar en nuestra propia salud, en la salud de otras personas y en el sistema de Salud”, ha explicado.