El portavoz del Gobierno Vasco, Bingen Zupiria, ha rechazado “polemizar” en torno a la huelga en la enseñanza y ha asegurado que comparte la “preocupación” de la comunidad educativa ante el reinicio de las clases presenciales, aunque ha afirmado que “llama la atención” que Euskadi sea “la única” comunidad autónoma en la que se efectúa un paro de este tipo al inicio del curso.

Zupiria, que ha comparecido ante los medios de comunicación tras la primera reunión de la legislatura del Consejo de Gobierno presidido por el lehendakari, Iñigo Urkullu, ha rechazado entrar en una “guerra de cifras” con las organizaciones sindicales en torno al seguimiento de la huelga.

En todo caso, el portavoz del Ejecutivo autonómico ha informado de que, con datos actualizados a este mediodía y referidos a la mitad de los centros de enseñanza pública, el seguimiento de la huelga se situaba en torno a un 45%, cifra inferior en veinte puntos a la aportada por los sindicatos.

Zupiria ha mostrado su “respeto” al derecho a la huelga, y ha explicado que el Gobierno comprende la “preocupación” de la comunidad educativa ante las “dificultades” que se plantean en el reinicio de las clases presenciales tras la suspensión de las mismas por la crisis del coronavirus.

SITUACIÓN “MUY COMPLICADA”

El portavoz del gabinete de Urkullu ha recordado que toda la sociedad sufre una situación “muy complicada”, que puede durar “muchos meses” y que afectará “a todos los ámbitos de la vida”, incluida la educación.

“Afrontamos un curso que no sabemos cómo terminará. El reto es tener presente que hemos optado de forma casi unánime por la educación presencial, y que esto es una maratón”, ha indicado.

En este sentido, ha añadido que “tan importante como el principio de curso es ver cómo lo terminamos, cómo garantizamos el derecho a la educación y nos comprometemos a adoptar todas las decisiones para garantizar ese derecho mientras dure esta situación”.

Zupiria ha recordado las “dificultades” que se produjeron con el reinicio de la actividad en otros sectores en los que también se suspendieron los trabajos presenciales por el coronavirtus, como la industria, las empresas de diversos ámbitos o la propia administración pública. “Hubo mucha resistencia”, ha recordado.

“AUTOCRÍTICA”

El portavoz del Ejecutivo vasco ha afirmado que “llama la atención” que en otras comunidades autónomas con datos epidemiológicos “similares o peores” que en Euskadi no se haya organizado una huelga como la convocada en la enseñanza no universitaria en Euskadi. “Llama la atención que la Comunidad Autónoma Vasca sea el único lugar en el que se hace huelga al inicio de curso”, ha afirmado.

Zupiria ha manifestado que es necesario “analizar” lo ocurrido y que también hay que hacer “autocrítica”. Asimismo, ha reiterado que el Gobierno está “obligado” a trabajar junto a la comunidad educativa para garantizar el derecho a la educación y que este se pueda ejercer de forma presencial.

Respecto a los reproches que se han dirigido al Gobierno y al lehendakari desde los sindicatos del sector, ha afirmado que “la crítica es libre”, aunque ha rechazado entrar en “una rueda de descalificaciones” porque lo que hay que hacer es buscar “colaboración y entendimiento”.

Zupiria ha trasladado a los sindicatos una “invitación” para colaborar y para “superar las dificultades”, y ha reiterado su rechazo a “polemizar” con las organizaciones sindicales.

Comentarios