Turismo de Gran Canaria trabaja con el Gobierno de Canarias para apoyar la solicitud de disponer de corredores seguros y directos con el Reino Unido, en base a la baja incidencia de casos vinculados a la covid-19 en el archipiélago.

“Gran Canaria es un destino completamente seguro, por lo que desde el Patronato de Turismo estamos alineados con las gestiones iniciadas desde Presidencia del Gobierno para evitar una obligación de cuarentena sobre el turista británico a su regreso que afectaría de manera notable a las reservas y a nuestra recuperación económica”, señaló Carlos Álamo, consejero de Turismo del Cabildo de Gran Canaria.

El Patronato de Turismo ha intensificado sus contactos con los principales agentes y representantes turísticos del Reino Unido en la isla, después de que el Gobierno británico desaconsejara ayer a sus ciudadanos realizar viajes a España, pese a que después aclaró que sí pueden desplazarse a Canarias.

Sin embargo, este permiso está sujeto a la obligación de permanecer 14 días de cuarentena como medida preventiva en el viaje de regreso, por lo que desde Turismo de Gran Canaria se teme un retroceso en las reservas y en las perspectivas de reactivación económica del sector.

La intención del Patronato al activar esta ronda de contactos, aprovechando además que este lunes se reúne el Comité Ejecutivo y la Junta Rectora del Patronato con todos los sectores turísticos de Gran Canaria representados, es poner en marcha una serie de medidas con las que colaborar con las gestiones lideradas por el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, y la consejera de Turismo, Yaiza Castilla, con las ministras de Asuntos Exteriores y Turismo, Arancha González Laya y Reyes Maroto, respectivamente.

Estas gestiones se realizan con representantes del Gobierno británico con el objetivo de establecer con ello unos corredores directores y seguros que permitan mantener las conexiones aéreas entre Canarias y Reino Unido.

Carlos Álamo insistió en que Gran Canaria es “un destino completamente seguro, como lo es el resto de Canarias con sólo 5,8 casos por 100.000 habitantes”.

“No sólo somos una de las zonas de Europa con menor incidencia de casos de coronavirus, sino que hemos creado un cinturón de seguridad para fortalecer nuestra principal industria. Hemos trabajado de manera intensa durante los últimos meses para establecer unos protocolos de seguridad sanitaria con todos los profesionales y las personas implicadas en el sector para evitar con ello la aparición de brotes y que nos hace estar totalmente preparados para detectarlos, aislarlos y contenerlos en el caso de que estos se produzcan”, añadió.

El consejero apuntó que Canarias recibió el aval de la Organización Mundial del Turismo de las Naciones Unidas, con una expedición que sirvió para examinar todas las medidas planteadas en el protocolo sanitario.

Álamo, además, recordó que no existe ninguna prohibición del Gobierno británico hacia sus ciudadanos que les prohíba viajar a Canarias. “Ahora toca estar tranquilos y confiar en las gestiones iniciadas para hacer valer la situación excepcional del archipiélago con una baja prevalencia de la COVID-19 y un destino donde la entrada de visitantes está controlada”, concluyó.

Comentarios