guapos feos

Las comparaciones son odiosas, lo sabemos. Sin embargo, hay algunas que vale la pena hacer. Sobre todo, si responden a preguntas que, en más de una ocasión, han aparecido por nuestra mente. Una de ellas, por supuesto, es la de qué tipo de hombres les gusta más a las mujeres: guapos o feos.

En cuestión de gustos, no hay nada escrito y, mucho menos, si hablamos del amor. Por eso, es muy común encontrarnos a parejas en las que los hombres son mayores que las mujeres y también menos atractivos o algo más gordos. A pesar de eso, no es el éxito lo que atrae a las mujeres, ni tampoco el poder o el dinero. ¿Qué es lo que más les llama la atención?

Parece que lo que más influye es la personalidad, pero, ¿hasta qué punto? ¿Guapos o feos? Estos son los hombres que más gustan a las mujeres.

¿Guapos o feos? Lo importante es la personalidad

importancia personalidad

Los estudios se han volcado en averiguar qué es lo que atrae de verdad a las mujeres. Después de ver parejas de todas formas y circunstancias, una investigación se centró en demostrar qué es lo que llama la atención de las féminas en primer lugar a la hora de fijarse en uno u otro tipo de hombre.

La respuesta que ganó por goleada fue la personalidad. El físico es mucho menos importante siempre que su forma de ser sea atractiva y guste. Sin embargo, sí que es cierto que, aunque no sea lo más importante, cuando se encuentran con un hombre feo, sus defectos de personalidad se agravarán mucho más.

Es decir, la falta de belleza se tolera. Eso sí, en cuanto las mujeres vean que el hombre tiene un comportamiento inadecuado o con el que no estén de acuerdo, no tardarán nada en alejarse de la relación.

La primera impresión, lo más importante

impresion guapos feos

¿De qué factores depende el que una persona tenga una buena impresión de otra a la que acaba de conocer? Bien, el estudio del que hablábamos en el punto anterior también tiene una respuesta para ello. De hecho, se considera uno de los puntos de mayor importancia cuando hablamos de sitios de citas, plataformas para ligar, etc. El papel que juega este factor suele ser determinante a la hora de iniciar una relación o una conversación con alguien completamente desconocido.

De forma normal, cuando conocemos a alguien en persona, la primera impresión suele ir muy ligada a la apariencia física. Otro de los puntos que más nos llaman la atención es si la otra persona es capaz de adaptarse de forma adecuada a las normas sociales (protocolo, comportamiento, educación, etc.) o no. Nos hacen falta tan solo unos segundos para que nuestro cerebro sepa identificar si la persona que tenemos delante nos agrada o, por el contrario, preferimos no entablar ningún tipo de relación con ella. De acuerdo a la psicología, es lo que se conoce como “efecto halo”.

En el momento en el que conocemos a alguien, la tendencia habitual es intentar encontrar en ella características que nos resulten positivas. Por este motivo, lo más sencillo es intentar valorar la percepción que tenemos con respecto a su apariencia física. Sin embargo, existe un problema: cuando nos cegamos con la belleza, las percepciones sobre el resto de características podrían verse alteradas. Esto produciría un juicio erróneo. En psicología, se denomina como “efecto diablo” o “efecto halo negativo”.

Guapos o feos, no importa si es buena persona

buena persona

Los hombres, cuando salen con una mujer que no goza de gran atractivo físico, no suelen hablar de ello con sus amigos o familiares. Sin embargo, en el caso de las mujeres, siempre suelen advertir de que el chico con el que salen quizá no esté entre los más guapos, pero sí resaltan que es muy amable. Ellas suelen ver necesario justificar que la pareja con la que están no cuenta con una gran belleza pero sí que tiene una potente personalidad que les ha llamado la atención.

Para llevar a cabo el estudio mencionado, se centraron en investigar las percepciones de 170 universitarias y cómo influían en ellas tanto los niveles de atractivo de otra persona como el comportamiento que tenían. Las participantes debían elegir entre una cara más atractiva y otra menos. En los dos casos, contaban con características similares a nivel personal. Además, se situaron en dos escenarios aleatorios y diferentes.

En el primero de los escenarios, uno de estos varones daba muestra de un comportamiento social inadecuado e incómodo. En el segundo, el chico no lo hacía. Los resultados fueron sorprendentes. Existen más posibilidades de que una mujer deje de interesarse por un hombre, por muy atractivo que este sea, si este transgrede una norma social. Sin embargo, si su comportamiento es bueno, no importa que dicho hombre se pueda situar en el grupo de los “feos”.

¿Cómo los prefieren las mujeres?

guapos feos preferencias

De primeras, lo cierto es que todas las mujeres que participaron en el estudio se fijaron antes en los hombres guapos. Es decir, en aquellos que llamaban la atención por su atractivo físico. Sin embargo, el paso definitivo fue que, por muy atractivos que estos fueran, no dudaron en olvidarse de ellos de forma rápida en el momento en el que vieron comportamientos con los que no estaban de acuerdo.

Las mujeres prefieren hombres feos con un buen comportamiento a los guapos con conductas de gusto dudoso. Dicho de otra manera y acudiendo al término psicológico, cuando los varones cruzan los límites de lo correcto aparece el “efecto diablo”, sean estos atractivos o no.

Que un hombre sea feo no quiere decir nada. No por eso va a ser desechado de la mente de la mujer de forma directa. No obstante, si un hombre se porta mal o es desagradable, independientemente de su belleza, lo cierto es que las féminas no dudarán en romper lazos. Por eso, a la pregunta de qué prefieren ellas, si hombres guapos o feos, deberíamos responder que es independiente, siempre y cuando sean correctos, amables y agradables.

Comentarios