La Guardia Civil detiene a 18 miembros de una banda que introducía hachís desde Marruecos.
La Guardia Civil detiene a 18 personas que introducían hachís desde Marruecos.

La Guardia Civil ha desarticulado una organización delictiva en el marco de la operación “Latesco”. Con motivo de la actuación, 18 personas han sido detenidas y se ha intervenido más de una tonelada de hachís.

De esta forma, los cuerpos policiales han logrado detener a una organización delictiva dedicada a introducir grandes cantidades de hachís procedente de Marruecos en las costas de Málaga, principalmente a través de la zona oriental de la provincia.

La investigación dio comienzo a principios del presente año, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de la existencia de una banda asentada en Málaga que podría estar introduciendo droga en España.

El líder de la organización delictiva, que la dirigía desde Marbella, disponía de un amplio número de personas jóvenes que se encargaban de materializar los alijos de droga en las playas para su posterior traslado hasta las “guarderías”, ubicadas en diferentes puntos de la provincia, tal y como pudieron determinar los agentes tras sus primeras investigaciones. Posteriormente, era vendida y entregada al comprador, que se encargaba de su transporte hacia otros países europeos por vía terrestre.

Una tonelada de hachís ha sido intervenida por la Guardia Civil
La Guardia Civil ha intervenido más de una tonelada de hachís.

CAPTABAN A JÓVENES DE LA ZONA

Tratando de huir de la presión policial ejercida en el Campo de Gibraltar, se pudo determinar que la organización optó por llevar a cabo alijos de hachís en las costas de Granada y Málaga. Para ello, la organización captaba jóvenes de la zona, que se encargaban del desembarco de la droga.

No obstante, quienes ejercían las tareas de dirección de la organización se trasladaban de forma expresa en el momento del alijo, procedentes de municipios del Campo de Gibraltar.

En el pasado mes de mayo, los agentes de la Guardia Civil localizaron una embarcación sospechosa cerca de la costa de Nerja (Málaga). Esto hizo que la Central Operativa de Servicios (COS) coordinase al barco del Servicio Marítimo Provincial, así como a diferentes unidades de tierra de la Guarcia Civil para tratar de interceptar el alijo.

Con motivo de la intervención, los agentes detuvieron a nueve personas que se encontraban alijando hachís en la playa de Cañuelo. En esta misma actuación se aprehendieron dos furgonetas, una de ellas con 38 fardos de hachís. La otra albergaba en su interior mil litros de gasolina en diferentes garrafas para utilizar en el repostaje de la narcolancha.

SEGUNDA FASE

Fruto de esta intervención, la Guardia Civil pudo determinar la conexión existente entre este alijo de droga y la banda que estaba siendo investigada. Esto llevó a los agentes a iniciar una segunda fase de explotación de la operación.

En el desarrollo de esta fase se realizaron tres registros domiciliarios, que acabaron con la detención de otras 9 personas. Entre ellas se encontraba el líder del grupo criminal, así como los encargados de las labores logísticas de la banda.

Los detenidos ya han sido puestos a disposición judicial como presuntos autores de delitos contra la salud pública por tráfico de drogas y pertenencia a una organización criminal.

En la operación “Latesco” se han aprehendido un total de 1.254 kilos de hachís, dinero en metálico y cuatro vehículos, así como otros efectos.

Incautada más de una tonelada de hachís en Málaga
En la operación se han aprehendido cuatro vehículos, dinero en metálico y 1.254 kilogramos de hachís

Esta operación ha sido desarrollada por agentes pertenecientes al Equipo de Delincuencia Organizada y Antidrogas (EDOA) de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Málaga y del Equipo de Policía Judicial de la Compañía de la Guardia Civil de Vélez-Málaga. Además, han contado con el apoyo de Unidades de la Comandancia de la Guardia Civil de Granada, del Servicio Marítimo Provincial y del Grupo de Acción Rápida (G.A.R.).

SEGUNDA BANDA DESARTICULADA EN MÁLAGA EN UNA SEMANA

La desarticulación de esta organización criminal se suma a la acontecida hace una semana, cuando cuatro narcotraficantes británicos cayeron detenidos en Marbella.

En esta operación contra el narcotráfico se intervinieron 1.500 kilos de hachís. Estos se introdujeron de forma oculta en un yate caleteado a través del puerto deportivo de la localidad malagueña. Esta embarcación de recreo era el medio a través del cual transportaban los estupefacientes desde Marruecos hasta la localidad andaluza.

La investigación desarrollada en conjunto por la Guardia Civil, la Policía Nacional y la Agencia Tributaria hizo posible la identificación de los líderes de la banda. Esta organización estaba perfectamente organizada, con unas tareas claramente repartidas. Los cuatro detenidos residían de forma permanente en la zona de Guadalmina, en Marbella.

Fue precisamente en esta localidad malagueña donde se detectaron los vehículos de alta gama y las viviendas lujosas de los investigados. Estos llevaban un elevado tren de vida. Según las mismas fuentes, los líderes de la banda frecuentaban locales de ocio y restaurantes, disponiendo de grandes cantidades de dinero en efectivo. Para entorpecer las labores policiales, se desplazaban en coches de alquiler.

SORPRENDIDOS A SU LLEGADA A PUERTO

Una vez fue avanzando la investigación, los agentes de los cuerpos policiales detectaron a varios de sus miembros moviendo un yate a motor. Este se encontraba atracado en el puerto deportivo, y tras adoptar diferentes medidas de seguridad, abandonaron el lugar con dirección a Guadalmina.

Inmediatamente después se estableció un dispositivo de vigilancia. Este dio como resultado la localización del yate cuando regresaba a puerto, con el calado más hundido de lo habitual.

Durante la inspección de la embarcación se localizó un doble fondo. En su interior se hallaban 1.500 kilos de hachís distribuidos en un total de 51 fardos. Con motivo del operativo policial, tres tripulantes del yate fueron sorprendidos a su llegada a tierra.Estos entraron de inmediato en contacto con otros miembros de la organización, entre los cuales se encontraba el líder de la red de narcotráfico, que les esperaban en un vehículo.

En el momento de la detención, los agentes les intervinieron dinero en efectivo, ascendiendo el total a más de 100.000 euros el capital incautado tras los registros realizados.

En apenas siete días, los cuerpos policiales españoles han logrado desarticular dos organizaciones criminales dedicadas al tráfico de hachís en Málaga. El lunes fueron detenidas dos personas en Algeciras al tratar de introducir en el país 900 kg de hachís ocultos en el interior de una furgoneta. Asimismo, la Policía Nacional, en colaboración con la NCA británica, interceptó en Gales un velero con casi 1000 kilos de cocaína.

Comentarios