Comienza la guerra del ladrillo: PP, Ciudadanos y Carmena se apuntan a la subasta de viviendas
Comienza la guerra del ladrillo: PP, Ciudadanos y Carmena se apuntan a la subasta de viviendas.

Falta menos de un mes para la celebración de las elecciones autonómicas y municipales. Las formaciones políticas están inmersas en plena campaña y la vivienda -muy ligada a la política local- centra una gran atención del debate.

Isabel Díaz Ayuso, candidata del PP a la Comunidad de Madrid, pretende construir 25.000 unidades en alquiler para jóvenes; Begoña Villacís, aspirante de Ciudadanos a la Alcaldía de la capital, propone rehabilitar 100.000 viviendas y Manuela Carmena, actual alcaldesa de la ciudad, vuelve a hablar de levantar 4.000 viviendas públicas que prometió en la anterior legislatura y que no ha conseguido ejecutar.

“El objetivo es dar soluciones a la escasez de vivienda a un precio asequible, a la movilidad y a la emancipación de los jóvenes a una edad más temprana”, afirma Díaz Ayuso. “Rehabilitar varios ensanches de los años 60 y 100.000 viviendas que ya han llegado al fin de su vida útil”, explica Villacís. “Esperamos un concurso de derecho de superficie para una treintena de parcelas del Ayuntamiento”, sentencia Carmena. La guerra del ladrillo en la capital está servida. Pullas entre candidatos, entre administraciones -local y autonómica- e incluso entre miembros de los propios partidos.

Albert Rivera Lexus LS500H

Un coche de cerca de 160.000 euros para Albert Rivera

Por la noche, con el concesionario cerrado, rodeado de escoltas y en la más absoluta clandestinidad. Así recogió Albert Rivera el Lexus LS500H que Ciudadanos ha adquirido en modo de renting, según ha podido saber MONCLOA.COM.Rivera tiene juguete nuevo. Se trata de un coche de superlujo con...

La vivienda está en boca de todos. Durante las pasadas Elecciones Generales ocupó gran parte del despacio de debate entre los aspirantes a la Presidencia de Gobierno. De hecho, en el sector se celebró la entrada del mercado residencial en el discurso de los candidatos. Pero la realidad es que son los ayuntamientos y los gobiernos autonómicos los que más tienen que decir en este sentido. De hecho, son los primeros los que más han torpedeado la actividad promotora con sus continuos retrasos en la concesión de licencias de obra.

Ante este escenario, las formaciones políticas han dado el pistoletazo de salida a la guerra de las viviendas -sobre todo, las públicas-. Todos los partidos políticos prometen, lanzan cifras y se pelean por ser los que más ofrecen y los que antes ejecutan. Pero cuidado, porque Carmena y su mandato es el ejemplo más reciente de que no siempre se puede construir lo que se promociona -y nunca mejor dicho- durante la campaña electoral.

En esta contienda ya hay varios protagonistas que han presentado sus armas. Díaz Ayuso, anunció este lunes que construirá 25.000 nuevas viviendas para el alquiler de jóvenes y familias. El calendario previsto por los populares para el bautizado como Plan Vive Madrid se extiende a las dos próximas legislaturas, con una actuación mayor en la que comenzará en menos de un mes. En el caso de que el PP renueve su mandato al frente del Ejecutivo regional, Ayuso promete levantar 15.000 viviendas en cuatro años y comprometer el resto, otras 10.000, a los cuatro siguientes.

Una idea que la candidata ‘popular’ planea desarrollar gracias a la colaboración público-privada, de modo que los pisos se edificarán en terrenos que son propiedad de la Comunidad de Madrid, pero sin coste para las arcas públicas. La intención es que reciban el 50 por ciento de estas viviendas, seguido de los jubilados y los madrileños de entre 35 y 65 años con dificultades para acceder a una unidad. De momento, Ayuso ya cuenta con el beneplácito del sector. Tanto Asprima (asociación de promotores de Madrid) como Concovi (Confederación de Cooperativas de Vivienda) han mostrado su apoyo a la candidata elegida por Pablo Casado.

CIUDADANOS PREFIERE REHABILITAR A CONSTRUIR

El Partido Popular propone construir y Ciudadanos su gran rival en el centro-derecha española pretende rehabilitar. Villacís ha explicado que pretenderá llevar a cabo un plan de obras para reformar más de veinte plazas, aunque no ha definido cuáles. En algunas de ellas, además, estudia poner wifi para que se conviertan “en un punto de encuentro entre vecinos y comerciantes”. En este sentido, el plan también prevé rehabilitar varios ensanches “de los años 60” y 100.000 viviendas “que ya han llegado al fin de su vida útil”. Así, la última pata será la “renovación” de los barrios con una mejor iluminación y la eliminación, por ejemplo, del cableado “que no sirve”.

De igual forma, la también portavoz Ciudadanos en el Ayuntamiento recuerda que Carmena ha entregado 63 viviendas de las más de 4.000 prometidas y ha batido el récord de inejecución. En este sentido, la todavía cabeza visible del consistorio también ha anunciado una ordenanza de emergencia habitacional después de que el PP “vendiera la vivienda social” y ejecutara “desahucios constantemente”, unido a las 3.337 viviendas que está construyendo el Ayuntamiento en este momento. Viviendas públicas que Carmena prometió, no ha ejecutado y ahora pretende extender en esta hipotética legislatura.

La guerra del ladrillo ha comenzado y quedan menos de 20 días para librarla. Las viviendas arrastran votos, las promotoras los celebran y los ciudadanos desconfían del sector público y del privado. El próximo 26 de mayo se resolverá esta contienda de la que dependen desarrollos como los del Sureste o Madrid Nuevo Norte. ¿Quién da más?

Comentarios