El Ayuntamiento del municipio malagueño de Ojén ha informado este lunes de un “importante” hallazgo arqueológico, en concreto restos de unas herramientas correspondientes, presumiblemente, al Paleolítico Inferior, aunque habrá que esperar la verificación de los expertos de la Universidad de Málaga (UMA).

Fernando Bernal y Vicenta Alguacil han sido los descubridores de los restos en el término municipal de Ojén que, según los primeros estudios, “datarían de la época más antigua de la humanidad”. Según han explicado los descubridores, se trata de “los objetos más antiguos elaborados por los seres humanos en Europa, son herramientas muy toscas, elaboradas hace entre 200.000 o 300.000 años”.

“Estamos pendientes de que se verifique y certifique por parte de arqueólogos de la Universidad de Málaga el hallazgo, pero todo indica que se trata de útiles del Paleolítico Inferior”, ha señalado Fernando Bernal.

Para el alcalde de Ojén, José Antonio Gómez, este descubrimiento “pone de manifiesto la importancia de esta zona, un lugar que ha sido elegido por su fertilidad y su idoneidad para la vida, para crear asentamientos desde que el hombre es hombre. Ahora solo esperamos la verificación pertinente que supondrá el inicio de más estudios”.

Los restos han sido encontrados a la intemperie en una zona de Sierra Blanca, cuya ubicación concreta no se hará pública para evitar el expolio. De constatarse dicho hallazgo, arrojaría información relevante y valiosa sobre el poblamiento de Europa por parte de humanos procedentes de África, han apuntado desde el Ayuntamiento.

Comentarios