Un parque infantil se ha hundido sobre un parking subterráneo en Santander
Un parque infantil con una pista deportiva se ha hundido a primera hora de este lunes sobre el parking subterráneo de una urbanización de edificios de Santander.

Un parque infantil con pista deportiva se ha hundido a primera hora de este lunes sobre el parking subterráneo de una urbanización de edificios de Santander. Por el momento no se conocen víctimas.

El suceso se produjo en torno a las seis de la mañana. En ese momento, un aparcamiento situado debajo de un parque infantil y una pista deportiva en el cruce de las calles de Luciano Malumbres y Tomás y Valiente se vino abajo. En dicho parking subterráneo se encuentran los vehículos de los 500 residentes de una gran urbanización.

Una vez recibido el aviso, efectivos de la Policía Nacional, la Policía Local, bomberos y sanitarios acudieron al lugar de los hechos, donde han estado buscando posibles víctimas. Sobre las nueve de la mañana pudieron confirmar que no faltaba ninguno de los vecinos de los tres bloques más cercanos al hundimiento, por lo que hace pensar en que no hay daños personales a pesar de las notables consecuencias materiales.

En las labores de búsqueda han participado perros de la unidad canina de la Policía Nacional, así como miembros de Protección Civil, tratando de asegurarse de que ninguna persona ha quedado atrapada.

LA ALCALDESA DE SANTANDER ESTABLECE UN PUESTO DE MANDO

Una vez que tuvo lugar el suceso, a primera hora de la mañana, la alcaldesa de Santander, Gema Igual y otros integrantes de la Corporación municipal llegaron al lugar de los hechos. Una vez en él, la regidora solicitó a los jefes de escalera de los edificios cercanos que fuesen preguntando piso por piso. De esta manera se buscaba poder saber si había alguna persona desaparecida.

Al mismo tiempo, se estableció un puesto de mando en el centro cívico de la zona. Ahí fueron llegando diferentes autoridades y técnicos, desde donde se está coordinando toda la operación. Los bomberos se han encargado de comprobar el forjado caído para comprobar que no ha afectado a todo el área adyacente y poder iniciar así el desescombro.

El parking subterráneo que se ha venido abajo tiene una capacidad para 500 vehículos. Está localizado en una urbanización próxima al centro comercial Bahía de Santander.

DOS EXPLOSIONES Y UN TEMBLOR

Los vecinos de esta urbanización han asegurado escuchar dos explosiones y un temblor. Al asomarse a sus ventanas han podido comprobar por ellos mismos cómo el parque infantil con pista deportiva se ha hundido en el aparcamiento subterráneo. Poco tiempo después del derrumbe, los agentes han precintado toda la zona para evitar que los vecinos pudieran acceder al lugar del derrumbe.

Tras el suceso, los agentes de la Policía han instado a los vecinos a salir de sus viviendas como precaución. Una vez desalojados, muchos de ellos coincidían en asegurar que desde hace años llevan solicitando revisiones ante los charcos y humedades del aparcamiento.

Un rato después de haberse producido el desalojo, la Policía permitió a los vecinos afectados que subieran a sus casas. No obstante, no pudieron hacer uso de los ascensores por razones de seguridad.

El gran temor después del derrumbe era que alguno de los vecinos pudiese haber estado cogiendo su vehículo en el momento del suceso. Sin embargo, unas horas más tarde se pudo confirmar que no había nadie en el parking.

Se hunde en Santander un parque infantil sobre un parking subterráneo
Los vecinos escucharon “dos explosiones” y el parque infantil se hundió sobre un parking en el que guardan sus vehículos los 500 residentes de una urbanización

DEFICIENCIA EN LA PLACA

Desde el Gobierno regional se asegura que, en un principio, se cree que el suceso puede deberse a una deficiencia en la placa sobre la que se asentaban el parque infantil y la cancha de futbito. Sobre esta se habría colocado demasiada tierra y esto podría haber provocado el derrumbe.

Una de las hipótesis es que las lluvias de los últimos días han provocado un incremento en el peso de la tierra. Esto habría hecho que el terreno haya cedido y se haya venido abajo.

Según ha indicado José Luis Gochicao, consejero de obras públicas de Cantabria, la superficie afectada ha sido de entre un 10-20% de la superficie total del parking, de cerca de 1.800 metros cuadrados. En un principio las viviendas no están afectadas.

El suceso ha tenido lugar en una urbanización en la que los vecinos denunciaron a Gesvican, una promotora dependiente de la Administración autonómica. Según se ha podido saber, los vecinos ya la habían denunciado hacía siete años por filtraciones de agua en el parking. La promotora estaba obligada a arreglar las deficiencias.

No obstante, se llevarán a cabo los correspondientes estudios e investigaciones en los próximos días para poder esclarecer lo sucedido y conocer así las causas exactas del derrumbamiento.

LOS VECINOS, MUY AFECTADOS CON LO SUCEDIDO

Los vecinos de la urbanización están, en muchos casos, en estado de “shock”. Existe una gran preocupación y están muy afectados dado que muchos de ellos frecuentan esta zona. Algunos de ellos en el parque infantil con sus hijos y nietos, y otros por tener en el interior del parking sus vehículos.

Algunos de los vehículos han podido ser sacados del parking con pocos o ningún daño. Otros no han corrido tanta suerte y han visto cómo sus vehículos han quedado destrozados por los escombros.

Una vez que se realicen los correspondientes informes, se podrán determinar las responsabilidades que pueda tener Gesvican al respecto. Así lo ha indicado Gochicoa, que en cuanto a la responsabilidad judicial asegura que habrá que comprobar si el daño esta derivado de un fallo en el proyecto o de la ejecución de las obras.

Cabe tener en cuenta que la ejecución del aparcamiento fue competencia autonómica, mientras que el parque y otras construcciones, lo fueron del Ayuntamiento.

LA ALCADESA DE SANTANDER NO QUIERE ALARMAR A LOS VECINOS

Gema Igual, la alcaldesa de Santander, ha hecho hincapié en que antes de tomar decisiones será necesario saber qué ha pasado. Para ello habrá que esperar a los informes de los técnicos, que ya investigan los sucedido. En todo caso, ha asegurado que trabajarán para que se pueda recuperar la normalidad lo antes posible y también para determinar las causas de lo acontecido.

Al ser cuestionada sobre la seguridad actual de las viviendas, la regidora ha indicado que los forjados de las viviendas son diferentes a los de los garajes. Por ello, en principio no debería haber peligro. Además, ha indicado que no se ha procedido al desalojo de las viviendas porque no hay peligro según los técnicos. De esta manera, se ha optado por no alarmar a los vecinos y tratar de mantener la calma en esta complicada situación.

Comentarios