Pedro Sánchez ha sorprendido a todos tras anunciar que será Miquel Iceta quien presidirá el Senado, cámara donde el PSOE consiguió la mayoría absoluta en los comicios del 28 de abril. El presidente en funciones apuesta por un hombre de diálogo en el tema de Cataluña, que según ha afirmado mantendrá su cargo de lider del PSC.

Iceta no es senador, pero puede lograr el escaño por designación del Parlament de Cataluña en sustitución del expresidente de la Generalitat José Montilla, han informado fuentes socialistas a Europa Press.

Las mismas fuentes han explicado que la propuesta partió este martes del presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, quien le planteó la idea al primer secretario del PSC. Iceta sustituirá al ‘popular’ Pío García-Escudero el próximo 21 de mayo en la sesión constitutiva del Senado de la nueva legislatura.

Iceta tiene antes que ser designado por el Parlament. José Montilla debe presentar su renuncia al escaño, lo que podría ocurrir hoy mismo según estas fuentes, y se pondrán después en marcha los mecanismos en el legislativo catalán para elegir en un Pleno al sustituto, lo que puede resolverse en unos días.

Montilla llegó al Senado en 2011 y ha permanecido en el escaño hasta hoy, siempre por designación del Parlament. El político catalán ha pasado de encabezar un importante grupo parlamentario como era la Entesa Catalana de Progrés, que conformó junto a ERC, a ser el único representante del PSC en la Cámara Alta.

DEL SENADO DEL 155 A TENER UN CATALÁN AL FRENTE

El Senado ha sido protagonista en esta legislatura por haber aprobado por primera vez la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña y va a pasar en unas semanas a estar presidido por un político reacio a esas medidas de intervención. El senador que le cede el escaño, José Montilla, decidió precisamente ausentarse del Pleno que aprobó esas medidas con el apoyo del PSOE para no romper la disciplina de voto de su partido.

Iceta simboliza, dentro del socialismo, la figura más conciliadora con el independentismo catalán. Hasta los días previos al referéndum del 1 de octubre, defendió una negociación para encontrar una vía intermedia que evitara la aplicación del 155 en Cataluña. “Ni DUI (declaración de independencia) ni 155”, no se cansaba de repetir.

Incluso en plena campaña de las elecciones catalanas del 21 de diciembre de 2017, defendió la posibilidad de indultar a los presos del ‘procés’ si fueran condenados, una posición que perjudicó las expectativas electorales del PSC, según reconocieron a posteriori dirigentes de la cúpula del PSOE.

Esta postura siempre conciliadora, que Iceta lleva en su ADN, según afirman quienes le conocen bien, le lleva a cometer este tipo de indiscreciones en el momento más inoportuno, como sucedió con una entrevista que concedió al diario vasco ‘Berria’ en la que, en plena precampaña de las generales, reflexionó en voz alta sobre que “si el 65 por ciento de los catalanes quiere la independencia, la democracia deberá encontrar un mecanismo para encauzar eso”.

A pesar de estos errores, Sánchez, que siempre ha demostrado tener muy buena sintonía con el actual líder del PSC, ha apostado precisamente por el perfil dialogante y catalanista de Iceta para presidir la Cámara Alta.

COMBINARÁ AMBOS CARGOS

El líder del PSC y futuro presidente del Senado, Miquel Iceta, tiene previsto seguir al frente del partido socialista catalán pese a asumir próximamente la función de máximo representante de la Cámara Alta.

Así lo han indicado a Europa Press fuentes socialistas, tras conocerse este miércoles que el líder del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, le ha propuesto personalmente a Iceta que se sitúe al frente del Senado, donde los socialistas tendrá mayoría absoluta.

La apuesta por que Iceta lidere el Senado había abierto la incógnita de si iba a dejar la primera secretaría de los socialistas catalanes, pero las mismas fuentes lo descartan y aseguran que seguirá como líder.

Iceta ha llegado al Parlamento catalán sobre las 16 horas para asistir a la reanudación del pleno de la Cámara, donde actualmente es diputado autonómico, pero no ha querido entrar en detalles sobre su futuro en el Senado.

“Me alegro mucho de veros”, ha dicho el socialista al ver todos los periodistas y cámaras que le esperaban a la puerta de la Cámara catalana, pero ha agregado que es pronto para despejar las incógnitas que se abren con su paso al Senado.

Preguntado por si seguirá como diputado en el Parlamento catalán pese a ser presidente de la Cámara Alta, ha dicho que “ya lo iremos hablando”, y ha alegado que antes de todo el Parlament tiene que votar su designación como senador.

VOTACIÓN

Fuentes parlamentarias consultadas por Europa Press han explicado que ya se está trabajando en modificar el orden del día del pleno para que este jueves se pueda celebrar la votación que decida si Iceta es nuevo senador por designación autonómica.

Otras fuentes señalan que la modificación del orden del día tiene que aprobarse por “mayoría absoluta” de los grupos de la Cámara catalana, e Iceta debe pasar por un ‘hearing’ previo para que la institución evalúe su idoneidad como senador.

Tradicionalmente las votaciones por las que el Parlament designa a sus senadores autonómicos se saldan como un mero trámite: los partidos se votan los candidatos respectivos y no ponen obstáculos a los nombres que se proponen.

Comentarios