El hospital provisional de Ifema será clave en la estrategia de “repliegue” ante el descenso de pacientes con coronavirus en los hospitales de la región, dado que el planteamiento es focalizar con el paso del tiempo en esta infraestructura los enfermos de Covid-19 y se mantendrá abierta “el tiempo que sea necesario”.

Así lo han indicado fuentes de la Consejería de Sanidad en relación a esa estrategia de repliegue, que se irá acometiendo de forma “progresiva” y siempre dependiendo de cada “situación e infraestructura”, pero se iniciará con el grupo de hospitales con menor complejidad.

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha afirmado este martes que hay hospitales que están iniciando ya “el repliegue”, ya que “las cifras están muy por debajo de las del 16 de marzo“.

“Hay 1.000 personas menos pendientes de ingreso y 400-500 camas libres en los hospitales. Y también hay pacientes pendientes de extubación”, ha indicado en una entrevista en Onda Madrid, recogida por Europa Press.

En declaraciones posteriores remitidas a los medios de comunicación, Escudero ha subrayado que esta estrategia de repliegue es fruto de la mejora de Madrid en el comportamiento de la pandemia.

Así, el grupo donde primero se planteará el repliegue es en los hospitales de menor complejidad y se hará luego en una fase ulterior en los de mayor complejidad, siempre teniendo como “referencia” al centro provisional de Ifema, donde se derivarán de forma “preferencial” a los pacientes Covid-19.

Los últimos hospitales en esa estrategia de repliegue serán los centros de apoyo, el de Santa Cristina y Cruz Roja, y los hospitales de media estancia (Guadarrama, Fuenfría y La Poveda) que atienden a personas que tratan pacientes de mayor edad.

“A partir de ahí nosotros mantendremos Ifema que será el último hospital que tendrá este repliegue y sobre todo dejaremos una infraestructura preparada para poder transformarlo rápidamente en caso de que se produjese una segunda oleada (de coronavirus)”, ha subrayado Ruiz Escudero.

Los centros hospitalarios de baja complejidad son el Hospital del Tajo, el Hospital Infanta Cristina (Parla), el Hospital Infanta Elena (Valdemoro), el Hospital del Henares (Coslada), el Hospital del Sureste (Arganda) y el Hospital del Escorial.

En el grupo de hospitales de categoría dos establecida por la Consejería de Sanidad, se encuentran un grupo de hospitales: la Fundación Alcorcón, el Hospital de Móstoles, el Hospital Rey Juan Carlos (Móstoles), el Hospital de Collado Villalba el Hospital Severo Ochoa, el Hospital de Torrejón, el Hospital Infanta Sofía (San Sebastián de los Reyes) el Infanta Leonor (Vallecas), el Príncipe de Asturias (Alcalá de Henares) y el Hospital de Getafe.

Es decir, que los ocho centros de gran complejidad de Madrid (Hospital de La Paz, el Ramón y Cajal, la Fundación Jiménez Díaz, 12 de Octubre, el Puerta del Hierro de Majadahonda, el Clínico San Carlos, el Hospital de La Princesa y el Gregorio Marañón) irán en una fase ulterior y los últimos en el repliegue serán los dos centros de apoyo: Cruz Roja y Santa Cristina, con los específicos para pacientes de media y larga estancia, y el mencionado centro provisional de Ifema.

Ese repliegue, según las fuentes consultadas también supondrá que el personal de Atención Primaria destinado a Ifema pueda regresar, con el paso del tiempo, a los centros de salud de los que han sido movilizados, y destinar allí médicos especialistas y residentes cuando arranque la centralización.

Actualmente, más de 1.000 profesionales de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid, centros de salud, consultorios locales y Servicios de Atención Rural, forman parte del personal del Hospital temporal.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, fue en esa línea de prolongar la actividad del hospital provisional durante una reciente entrevista en Telemadrid, cuando apuntó que Ifema estaría abierto al menos los meses de abril, mayo y junio, dado que después debía recuperar su actividad temporal.

Respecto al hospital de Ifema, el consejero de Sanidad ha dicho que el Gobierno regional no tiene intención de mantenerlo durante un año, pero ha reconocido que “un hospital monográfico, que es el hospital de Ifema, permite que uno pueda derivar pacientes a ese hospital y reorganizar de mejor manera los hospitales”.

A su vez, fuentes del Ejecutivo regional han subrayado que la presidenta ha propuesto que Ifema pudiese acoger, si se necesita y una vez pase la presión asistencial por el coronavirus en Madrid, a pacientes de otros sitios de España en caso de que no pudiesen en dichas autonomías asumir alto volumen de pacientes.

CAÍDA DE INGRESADOS Y PACIENTES DE URGENCIAS

La presión asistencial en los hospitales de la Comunidad de Madrid por la pandemia del coronavirus sigue cayendo con un total de 13.950 personas ingresadas, lo que supone un descenso de 551 pacientes respecto a los datos de ayer lunes.

Le evolución durante las últimas fechas dibuja una dinámica decreciente del número de hospitalizados, dado que el lunes se registraron 50 pacientes menos en los centros de la región y el domingo la caída era de 190.

Es decir, en los últimos tres días los hospitales madrileños tiene 791 pacientes menos, según los datos recopilados por el Ministerio de Sanidad.

A ello se suma el descenso notable de las Urgencias en la región al pasar al pasar de 1.955 pacientes desde el lunes pasado a 390 a inicio de la semana, lo que supone una bajada del 80 por ciento.

Comentarios