Los obispos españoles no echaron de menos al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ni al vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, en el funeral por las víctimas del Covid19, que se celebró este lunes en la Catedral de la Almudena, porque “cada institución es libre de valorar quién va”. Por su parte, los obispos han anunciado que la Iglesia estará representada en el acto de Estado del 16 de julio.

“No hemos echado de menos a ninguna institución porque todas han estado presentes, luego cada institución es muy libre de valorar quién viene, si el Congreso ha comunicado a los portavoces y unos deciden venir y otros no, es algo que nosotros respetamos porque está en la libertad de conciencia, de creencias religiosas y de valoración de ese acto”, ha afirmado el secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Luis Argüello, al ser preguntado por si echaron en falta a Pedro Sánchez y a Pablo Iglesias en la misa de difuntos.

Así lo ha indicado Argüello este miércoles en la rueda de prensa posterior a la Comisión Permanente de la CEE, que se ha celebrado en Madrid los días 6 y 7 de julio.

Por otro lado, el portavoz de los obispos ha anunciado que la Iglesia católica española estará representada*en el acto de Estado de homenaje a las víctimas del Covid19 organizado por el Gobierno, que se celebrará el próximo 16 de julio.

“Hemos recibido una invitación a participar”, ha asegurado el obispo, al tiempo que ha negado que con el funeral hayan querido “contraprogramar” el acto de Estado. “No es así, tomamos la decisión en mayo y lo comunicamos en junio”, ha precisado.

Además, ha revelado que, si bien las invitaciones al funeral a las autoridades, afectados por la pandemia y líderes religiosos se enviaron el 11 de junio, fue a raíz de la confirmación de la asistencia de los Reyes Felipe VI y Letizia, el pasado viernes, cuando recibieron una “avalancha” de confirmaciones de asistencia.

VOLVER A MISA PRESENCIAL

Cuando comenzó la pandemia, los obispos dispensaron del precepto dominical a los fieles y, ahora, animan a los católicos a volver a misa de forma presencial, al menos el Domingo, con “prudencia” en medio aún de la pandemia del Covid-19, aunque piden a los respectivos prelados de las diócesis que “tengan en cuenta” los rebrotes, como en Lleida.

“Finalizado el estado de alarma y modificadas las circunstancias, conviene animar al pueblo de Dios a la celebración presencial de la Eucaristía, especialmente el Domingo, con las prudentes medidas de prevención de contagios”, ha subrayado el secretario general y portavoz de la CEE, Luis Argüello.

ANIMAN A LOS FIELES A VOLVER A MISA

El secretario general de la CEE ha indicado que cuando, debido al confinamiento, los fieles no podían asistir a misa de forma presencial, algunos lo vivieron como una “fuerte infidelidad”. En todo caso, ahora invitan a volver con “prudencia” y “responsabilidad” para evitar contagios.

“Todos hemos de ser conscientes de que en este momento la pelota está en nuestro campo, como ciudadanos, a la hora de que vivamos una responsabilidad para evitar contagios, las administraciones públicas tendrán que tomar todas las medidas de prevenciones, atender al sistema sanitario lo mejor posible, cuidar las residencias pero cada ciudadano vive en primera persona la responsabilidad de no contagiar a otros”, ha enfatizado.

Comentarios