Dina Bousselham : contradicciones y sombras sobre Iglesias

Si te ves acorralado, huye hacia adelante. Esta parece haber sido la consigna que el vicepresidente del Gobierno y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha asumido para afrontar el caso Dina, ya repleto de incoherencias y a poco de sentar al líder de la formación morada en el banquillo de los acusados. El vicepresidente ha dado la cara tras semanas oculto y ha exigido que se celebre una comisión de investigación sobre el caso Dina, el mismo que consideró como un perjudicado a Iglesias por el robo del teléfono de una exasesora (Dina Bousselham) y que ahora amenaza con imputar al líder de Podemos. Ese caso que el dirigente conoció antes de que el juez lo abriera gracias a la filtración de un fiscal. Pero por si al juez Manuel García Castellón se le pasa por la cabeza imputarle, Iglesias le ha advertido: “sería el mundo al revés”.

“Quienes ahora intentan alterar #LaVerdadDelCasoDina son los mismos que durante años han trabajado desde la cloaca para mentir sobre Podemos. Todas sus denuncias en los tribunales acabaron en nada, pero sirvieron para intoxicar. Ese era el objetivo ayer y lo sigue siendo hoy”, ha comentado Iglesias.

Sin embargo, a pesar de que ha dado la cara y ha respondido a algunas preguntas, Iglesias ha eludido aclarar las incógnitas más sensibles que rodean el caso. Y si lo ha intentado, no ha convencido a nadie. ¿Por qué escondió durante meses la tarjeta con la información personal (incluidas fotos íntimas) de su asesora? ¿Quemó él la tarjeta? ¿Algo que decir respecto a las filtraciones del fiscal Stampa?. Y el PP ha elevado aún más el tono tras registrar una pregunta clave: ¿dimitirá si cambia su situación procesal?

Iglesias, a medida que su situación procesal se complicaba, se ha ocultado durante semanas. No quiso exponerse ante los medios de comunicación para explicar las incógnitas que rodean el caso Dina hasta ahora. Sobre por qué escondió la tarjeta de Dina, el vicepresidente ha asegurado que lo hizo para “protegerla”. “Esto es una persecución policial y mediática. Se han dedicado a mentir durante meses, años, con la intención de perjudicar a mi fuerza política y que no llegáramos al Gobierno“, ha asegurado Iglesias el pasado jueves.

Pere Navarro

Pere Navarro: “Si tiramos atrás Madrid Central haremos el ridículo”

Fue el impulsor del carnet por puntos y uno de los directores de la DGT que más ha reducido la mortalidad en la carretera. Tras unos años alejado de los focos, Pere Navarro volvió en 2018 a coger las riendas de la Dirección General de Tráfico. Y desde entonces, hay menos muertos en la carretera. P...

Por otro lado, los populares han registrado 44 preguntas para que el vicepresidente aclare si piensa dimitir en el caso de que cambie su situación procesal. Algo que complica más la situación del vicepresidente por todas las veces que aseguró que “en política no se pide perdón, se dimite”.

El vicepresidente segundo del Gobierno ha recuperado su estrategia inicial, la misma que le sirvió para hacer campaña y venderse como una víctima de “las cloacas” del Estado. Habla de que es una parte perjudicada en todo este robo ocurrido en 2015 y que la única vía posible es la de considerarle una víctima de quien supuestamente robó ese teléfono de su exasesora: el excomisario José Manuel Villarejo. “Creo que los hechos son evidentes”, ha destacado Iglesias.

Respecto a la tarjeta, Iglesias ha sido claro, sin embargo, sus respuestas no han aclarado las dudas de pesan sobre él. “La habían relacionado ya conmigo (a Dina Bousselham), porque cada mujer con la que trabajo siempre es supuestamente porque mantenemos una relación, y decidí no exponerla a más presión”, ha comentado dejando entrever que escondió la tarjeta para “protegerla”. Una respuesta que no convence a los críticos, razón por la que el PP ha saltado al cuello y ha registrado esas preguntas.

Sobre su relación con el PSOE y cómo afectará esto a la coalición tan frágil que sostiene el Gobierno, Iglesias ha asegurado que su compañero no está pendiente del tema. “No tiene mayor preocupación al respecto más allá de la dimensión mediática“, ha comentado. Sin embargo, fuentes del PSOE sostienen que el desgaste del líder de Unidas Podemos favorece considerablemente la posición electoral de su partido.

Entre tanto, su exasesora Dina Bousselham, el centro de todo este torbellino, sigue defendiendo a Iglesias a capa y espada y ya ha recibido algún que otro rapapolvo en el juzgado por sus contradicciones.

Comentarios