Ada Colau
Ada Colau junto a Pablo Iglesias. Foto: Flickr Podemos.

Podemos y sus confluencias lograron en mayo de 2015 el mayor éxito de una formación de tinte marxista en los últimos cuarenta años al conquistar junto a sus confluencias siete de las principales alcaldías de España: Madrid, Barcelona, Zaragoza, Cádiz, A Coruña, Compostela y Ferrol, apadrinadas todos ellos por Pablo Iglesias.

Mucho han cambiado las cosas cuatro años después: solo los alcaldes de Barcelona y Ferrol se han mantenido afines a Pablo Iglesias y el de Cádiz lo hizo con reservas. Los primeros espadas de A Coruña, Compostela y Madrid no pidieron el voto para Podemos el 28 de abril y el de Zaragoza sí que lo hizo, pero Podemos batallará con él en las elecciones municipales.

La sintonía de la cúpula de la formación morada con Manuela Carmena o el ‘Kichi’ es inexistente porque ambos han labrado un calculado perfil propio con el que se distanciaron de Podemos cuando arreciaban las críticas contra el secretario general. Pablo Iglesias, que salvó con fuerza los muebles en las generales, ahora les dará la espalda.

ADA COLAU, LA BARONESA MÁS CERCANA A PABLO IGLESIAS

Podemos se ha quedado sin el apoyo de Compromís, En Marea, Equo o Más Madrid en estos últimos cuatro años. Pablo Iglesias solo pudo retener de cara a las generales a Izquierda Unida y a Catalunya en Comú, gracias a su sintonía con Alberto Garzón y Ada Colau.

Y Podemos le devolverá el favor a la alcaldesa de Barcelona en las municipales. Está previsto que Pablo Iglesias apoye a Barcelona en Comú, que según un sondeo de El Periódico de Catalunya podría retener la alcaldía sin mayoría junto al PSOE, con el que sumaría más que ERC y el PDeCAT.

El triunfo invisible de Pablo Iglesias: achica el espacio a Errejón y a los disidentes

26 de junio de 2016: Pablo Iglesias fracasa en su objetivo de rematar el sorpasso sobre el PSOE porque sus cinco millones de votos no crecieron tras el pacto con Izquierda Unida. Tres años después, Unidas Podemos logró 3,7 millones de votos, pero hay cierto respiro en la cúpula y una alegría conteni...

Según este sondeo, Ernest Maragall (ERC) obtendría once concejales; Barcelona en Comú se conformaría con nueve o diez; el PSC crecería hasta los nueve, Manuel Valls sumaría seis; el PDeCAT se haría con cinco y el PP podría desaparecer del consistorio de la Ciudad Condal.

LA DECEPCIÓN CON MANUELA CARMENA

Pablo Iglesias ha mostrado su decepción con Manuela Carmena, que no hubiese sido alcaldesa de Madrid sin el apoyo de Podemos. Su negativa a pactar con ellos, su pacto a las espaldas con Íñigo Errejón y su negativa a decantarse de cara al 28-A han agrietado la relación hasta tal punto que pese a que Iglesias prometió votarla en las municipales, algunos de sus cercanos lo harán a otra candidatura.

Y es que el núcleo duro de los morados podría decantarse por la lista de Izquierda Unida-Madrid en Pie Municipalista, que lidera Carlos Sánchez Mato, afín a Iglesias y Garzón y candidato de última hora pese a que estuvo a punto de integrarse en las listas de Unidas Podemos a las generales por la Comunidad de Madrid y por Granada.

Sánchez Mato ha preferido no batallar contra Carmena, a la simplemente le afea la ‘Operación Chamartín’, e incluso ha pedido que pueda acudir al debate de Telemadrid: “No tiene sentido que la actual alcaldesa no pueda participar en debates en medios públicos. Creo que habría que cambiar la legislación. Desde luego, tienen nuestro apoyo para modificar la normativa para que sea más razonable”.

EL CASO MÁS CURIOSO: ZARAGOZA

La relación entre Pedro Santisteve y Pablo Iglesias es excelente e incluso el alcalde de Zaragoza acudió a un mitín de Podemos a las generales. Pero ambos no han podido evitar la ruptura entre Zaragoza en Común y Podemos.

Iglesias
Pedro Santisteve, alcalde de Zaragoza gracias a una plataforma impulsada por Podemos. Foto: Flickr Exeforum

El alcalde calificó el divorcio de “grave error político” e Iglesias se mojó por el pacto: “Pedro Santisteve ha dicho hasta la saciedad que quería ir con Podemos. Lamento que mis compañeros de Aragón no se hayan puesto de acuerdo con un alcalde que es un ejemplo de valentía”.

Santisteve le devolvió el capote: “Gracias, compañero, por tus palabras y reconocimiento. Yo también lamento mucho la decisión. Aquí me tienes”. La falta de feeling entre Nacho Escartín, líder de Podemos Aragón, y Pablo Echenique, antiguo número uno de los morados en la comunidad, es público y notorio.

Este pulso ha posibilitado que el partido de Pablo Iglesias finalmente se enfrente con Santisteve en las municipales, presentando como candidata a Violeta Barba, presidenta de las Cortes de Aragón durante la última legislatura.

‘KICHI’ SIGUE EN PODEMOS, PERO SE MUESTRA CRÍTICO CON IGLESIAS

José María González, ‘Kichi’, sigue en la órbita de Podemos. Pero lo hace en el ala Anticapitalista, muy crítica con Iglesias. En Madrid se vio con muy malos ojos las críticas del alcalde gaditano a la compra del chalet del secretario general y de Irene Montero.

El primer edil envió una carta a Diario de Cádiz dirigida a Juan Carlos Monedero en la que le decía que creía que “la gente está dispuesta a perdonarnos que nos equivoquemos con casi todo, que nos pasemos de rojos, que nos quedemos cortos de rojos, que nos pasemos de puros, que asumamos contradicciones, pero difícilmente nos van a perdonar que nos equivoquemos de bando”.

Iglesias se defendió del golpe: “Yo he salido a defender a Kichi siempre. Cuando le dio una medalla a una virgen de madera, no lo entendía pero yo no era el alcalde, no estaba en su piel. No creo que se haya hecho un fervoroso católico. Cuando le vi tragar saliva delante de Jordi Évole cuando le puso lo que decía antes de ser alcalde y después de serlo sobre las fragatas, salí a defenderle“.

Los Anticapitalistas controlan Podemos Andalucía, que no logró un resultado para tirar cohetes en las autonómicas del 2-D. Pese a ello ahora le han pedido a Iglesias que no entre en el Gobierno con el PSOE.

“Tenemos que dejar claro que el aparato del PSOE no es de fiar: durante 40 años el PSOE se ha negado sistemáticamente a abordar los problemas estructurales que afectaban a las clases trabajadoras y ha adoptado una política sumisa con los poderes económicos. Un gobierno liderado por el aparato del PSOE será un gobierno ligado al capital financiero”, señalan.

EL CASO GALLEGO

Santiago de Compostela, A Coruña y Ferrol cayeron de manos de Podemos y sus confluencias en 2015. Pero dos de sus alcaldes se negaron a apoyar a Iglesias el 28-A tras su ruptura con En Marea: Martiño Noriega, de Compostela Aberta, se mimetizó con su partido, Anova, y decidió no significarse en las estatales. Y Xulio Ferreiro, de Marea Atlántica (A Coruña), tomó el mismo camino.

PSOE

Podemos decide por “unanimidad” pactar con el PSOE

Podemos tiene claro que quiere formar parte del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez. Así lo han decidido en su Consejo Ciudadano Estatal (CCE), el mayor órgano de decisión entre asambleas. La decisión parece sensata y acorde a lo mencionado en la campaña electoral, donde Iglesias insistió una y otra ve...

Sí que apoyó a Iglesias el alcalde de Ferrol en Común, Jorge Suárez, que tendrá que vérselas con una lista de En Marea, formación que capitaneada por Luís Villares logró unos resultados decepcionantes el 28 de abril tras su divorcio de Podemos. Ahora los morados, tras el 26-M, previsiblemente se vengarán de Villares quitándole la portavocía en el Parlamento gallego.

Comentarios