Iglesias

El vicepresidente del Gobierno y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, no suelta el hueso de la república. Iglesias, a diferencia del partido con el que forma coalición o cualquier otra formación con representación parlamentaria, sigue empeñado en tumbar la monarquía y ahora el rey emérito parece haberle dado el arma adecuada para hacerlo. Durante los cursos de verano de la Universidad Complutense de Madrid, Iglesias ha dejado claro este miércoles que la monarquía es una institución que tiene poco sentido. Y ha dejado entrever que su partido no cederá ante los miles de detalles turbios que se conocen de la fortuna de Juan Carlos I.

“Hay gente que no entendemos que este país no tenga un jefe del Estado que se le elija democráticamente”, ha afirmado Iglesias en El Escorial. Y tras este alegato, ha llamado a la derecha republicana a que se una a ese criterio y cuestione una monarquía que según las investigaciones de la Fiscalía suiza parece haber amasado una fortuna offshore bastante cuestionable. Al menos en base a esos 65 millones de euros que el rey emérito recibió de Arabia Saudí en una cuenta en suiza.

Iglesias no quiere que su paso por el Gobierno sea testimonial. Su presencia en el Consejo de Ministros le da poder y capacidad para lanzar al aire algunos cambios sustanciales. Desde Podemos, ya se ha conseguido por la excepcionalidad que vive España la aplicación de la renta mínima para aquellas personas que tienen menos ingresos. Una medida que fue muy criticada por el PP pero que ahora cuenta con el apoyo del vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos.

Pere Navarro

Pere Navarro: “Si tiramos atrás Madrid Central haremos el ridículo”

Fue el impulsor del carnet por puntos y uno de los directores de la DGT que más ha reducido la mortalidad en la carretera. Tras unos años alejado de los focos, Pere Navarro volvió en 2018 a coger las riendas de la Dirección General de Tráfico. Y desde entonces, hay menos muertos en la carretera. P...

Pero esto no es suficiente y ahora Iglesias quiere aprovechar la grieta que ha abierto Juan Carlos I con sus periplos fiscales en la Casa Real para tumbar una institución que se mantiene en la posición que está por la gracia del dictador Francisco Franco.

Iglesias ha recordado cómo fue el proceso que llevó a España a implantar una república en 1936 y ha recordado que el papel de la derecha fue imprescindible. El hecho de que el ala conservadora del Congreso apoyara expulsar a un rey muy cuestionado fue un elemento decisivo para que se implantara la II República. Sin embargo, desde el ala conservadora actual la realidad se ve bien distinto. Incluso el PSOE, socio de Gobierno de Pablo Iglesias, ha dejado clara su estrategia, que no es otra que cortar por lo sano e intentar que la presunta corrupción del rey emérito no salpique a Felipe VI.

Ahora, Iglesias no piensa soltar el hueso. Los periplos fiscales del rey emérito han abierto una grieta que el líder de Unidas Podemos quiere utilizar para poner encima de la mesa un referéndum sobre monarquía o república. El líder de la formación morada ha dejado claro que gente de “veintitantos” y mayores no entiendan que la jefatura del Estado tenga que ser heredada y no elegida. Y si Iglesias lo consigue, esto podría convertirse en su pirámide política y hacerle pasar a la historia de España. Algo que seduce considerablemente al líder.

LA GRIETA DEL EMÉRITO

Todo empezó con una transferencia de 65 millones de euros procedente de Arabia Saudí a la que Juan Carlos I tenía acceso, a pesar de que después se la regalaría a su amante, la empresaria Corinna Larsen. De ahí en adelante, los detalles sobre la actitud financiera del Rey han ido desesperando a la sociedad española cada día. Primero se supo que el rey emérito sacaba una media de 100.000 euros cada mes de su cuenta de Suiza mientras España atravesaba la crisis económica de 2008. Pero eso es solo la punta de iceberg.

Se ha conocido que su padre, Juan Carlos I, sacó en 2016 una contundente cantidad de dinero para hacer un viaje con todos los lujos a la Polinesia Francesa. Y mientras Felipe VI se ha escondido tras los rígidos controles impuestos por los Mossos D’Esquadra para evitar que si quiera tenga trato con grupos republicanos e independentistas, la prensa ha deslizado en pluma de Eldiario.es que Corinna escribió a quien gestionaba el dinero de Juan Carlos para comprar un dúplex en Londres de nada menos que seis millones de euros que gustaría “a nuestro amigo”, según las palabras de la amante del emérito.

Comentarios