El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, se ha reunido este miércoles con los portavoces de ERC y EH Bildu en el Congreso y ha podido constatar “la buena disposición de ambas formaciones al diálogo y la negociación con el Gobierno de coalición y a mantener la estabilidad de la legislatura”, pero en una “dirección progresista”, es decir, sin Ciudadanos ni el PP.

A este respecto, el equipo de Iglesias ha informado de que tanto el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, como los portavoces de EH Bildu, Mertxe Aizpurua y Oskar Matute, han compartido con el vicepresidente “las oportunidades que presenta la reconstrucción y los fondos europeos para lograr avances sociales y económicos en España en un sentido progresista, frente a las posiciones expresadas por quienes forman un bloque de gobernabilidad con la extrema derecha”, en referencia al PP y Ciudadanos.

El líder de Unidos Podemos ha iniciado con ERC y EH Bildu su propia ronda de contactos para consolidar la mayoría que hizo posible la investidura de cara a la negociación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), de forma paralela a la que arrancó el lunes la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, con todos los grupos parlamentarios, empezando por el PP. De hecho, el encuentro de Iglesias con Rufián se ha producido antes del que mantendrá éste con Calvo la tarde de este miércoles.

La Vicepresidencia segunda que dirige Iglesias ha informado al término de sus dos reuniones que en ambas “se ha confirmado la buena sintonía respecto a la necesidad de mantener la estabilidad de la legislatura y el actual rumbo del Gobierno de coalición en los próximos años”.

Ese “rumbo” debe ser, según Iglesias y los portavoces de ERC y EH Bildu, “una dirección progresista apoyada en la mayoría parlamentaria de la investidura”, tal y como el líder morado lleva semanas defendiendo, ante las llamadas del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el resto de ministros socialistas para lograr un acuerdo lo más amplio posible para los PGE, que incluya a Ciudadanos e incluso al PP.

Asimismo, el equipo de Iglesias ha informado de que el vicepresidente y los portavoces han coincidido en “la conveniencia de fortalecer el diálogo como instrumento para abordar la crisis territorial”.