Iglesias
Urkullu e Iglesias

El acercamiento de Pablo Iglesias hacia Euskal Herria Bildu para negociar los presupuestos estatales ha levantado recelos en el PNV, que está muy enfadado porque sostienen que la izquierda abertzale quiere copiar su estrategia negociadora en Madrid a pesar de que la vieja HB despreciaba las tácticas pactistas del nacionalismo moderado.

Andoni Ortuzar, presidente del PNV, está insinuando que Arnaldo Otegi es capaz de regalar sus cinco escaños a Iglesias en Madrid con tal de que formaciones estatales como el PSOE o Unidas Podemos ‘blanqueen’ su presente.

“Nosotros tenemos las cosas claras. Hay una diferencia sustancial en nuestra posición política en Madrid, que es que el PNV no necesita hacer política en Madrid para mejorar su posición política. Al PNV le necesitan en Madrid para que las cosas salgan. Entonces, nosotros utilizamos esa situación para traer cosas a Euskadi”, asegura Ortuzar.

Y añadió con ironía: “No sé que tienen las moquetas madrileñas que allí la izquierda abertzale respira otros aires. La izquierda abertzale necesita el altavoz y el plató de Madrid para blanquear su posición política, mostrar una nueva cara mientras en casa siguen poniendo las mismas zancadillas de siempre. No hay ninguna competición con Bildu por influir en Madrid” ha aclarado el líder del PNV”.

EL PNV ESTÁ QUE TRINA CON IGLESIAS Y COMPAÑÍA

El PNV no se esperaba que el PSE hubiera tenido opciones de echarlos del Gobierno Vasco y que este hecho iba a obligar a Iñigo Urkullu a incluir como vicelehendakari a la líder de los socialistas de Euskadi, Idoia Mendia.

Ortuzar no esconde su enfado y en la diana de sus ataques aparecen los sindicatos vascos: “En una situación similar a la de la CAV, en Navarra no hay huelgas ni se entorpecen los servicios públicos. Se está haciendo un uso político-sindical para erosionar a las instituciones porque no les ha gustado lo que la gente votó el 12J”.

“Están siendo muy poco responsables con este país. Además, es muy evidente que es una acción anti comunidad autónoma vasca. Las cosas que están sucediendo en el ámbito sindical y la actitud política que está teniendo Bildu en la CAV no tiene nada que ver con la actitud política que están teniendo esos sindicatos o Bildu en Navarra, o Bildu respecto a Pedro Sánchez“, añadió.

Ortuzar ha recalcado que “la situación sociosanitaria de Navarra en estos momentos es más delicada que la de la CAV. Los protocolos educativos son los mismos. La situación en los hospitales y las residencias es muy parecida. Aquí hay huelgas, y a 10 kilómetros no pasa nada. ¿Cómo se explica eso? Son huelgas de reivindicaciones políticas. No son reales”.

EL RODILLO DEL PNV

EH Bildu acusa al PNV de ‘pasar el rodillo’ gracias a la mayoría que conforma junto al PSE y Ortuzar ha negado este hecho tras enviar un recado a Iglesias: “Habiendo mayoría absoluta, podríamos haber aplicado el rodillo y garantizarnos todas las comisiones. No lo hemos hecho. Hemos ofrecido a la oposición que tenga comisiones importantes como la de Presupuestos. Dimos a Podemos un puesto en la Mesa para que hubiera pluralidad, que por cierto se lo negaba Bildu“.

” Lo que no puede pretender Bildu es que le demos graciosamente lo que no le han dado en las urnas. El jueves lo vimos en el Parlamento. Hizo propuestas y tendimos la mano para negociar, pero era lo tomas o lo dejas. No puede pensar que la mayoría por sistema tiene que aceptar lo que quiere. Habrá un gobierno dispuesto a hablar. Pero, si en el último minuto la oposición no está en una posición razonable, habrá mayoría absoluta. No van a paralizar el Parlamento”, aseguró.

Ortuzar cree que los partidos de la oposición en Euskadi no están en su mejor momento: “Ojalá Podemos y el PP aclaren su situación interna, y eso les permita entrar en una acción política en que nos podamos encontrar, y que Bildu se dé cuenta de que esto va de otra cosa. Da la sensación de que ha empezado la precampaña para dentro de cuatro años”.