Iglesias

Un bailoteo de palabras o una mala pasada del lenguaje le ha ganado al líder de Unidas Podemos una fuerte polémica en redes, al dar a entender (para algunos) que quiere gastar 35.000 millones de euros en acoger inmigrantes en España. Concretamente, parecía querer destinar a este propósito “un 25%” de la partida del fondo europeo de reconstrucción para España, de un total de 140.000 millones. “De los fondos presupuestados, al menos el 25% deberá destinarse a la inclusión social y la integración de personas migrantes” aseguró. Ciertas personas se confundieron.

En concreto, lo que dijo Iglesias a través de Twitter fue: “El Fondo Social Europeo también sale reforzado. De los fondos presupuestados, al menos el 25% deberá destinarse a la inclusión social y la integración de personas migrantes; el 2% se destinará a combatir la pobreza material, y el 10% irá a la lucha contra el desempleo juvenil”. Enseguida, la derecha estalló contra el líder morado acusándole de haber caído en la locura, al querer invertir más dinero en asumir inmigrantes que a luchar contra la situación precaria de los jóvenes, por ejemplo.

Sin embargo, esa es solo la interpretación que quisieron hacer. En realidad, lo que dijo el vicepresidente segundo es que un 25% del presupuesto del Fondo Social Europeo (FSE+) deberá invertirse en soluciones de inclusión social.

EXPLICACIONES

El presupuesto total de este fondo será de 87.995 millones de euros para el periodo 2021-2027, de los que 87.319 millones son de gestión compartida, es decir, es un presupuesto del que beberán todos los estados miembro. Iglesias se hace eco, así, de la decisión de la Comisión Europea por la que 21.829 millones de euros de esta hucha serán obligatoriamente dedicados a causas de inclusión social. El Consejo Europeo por tanto impone que del fondo social se destine “al menos un 25% a los objetivos específicos de inclusión social, incluyendo integración de migrantes”, expone el documento europeo.

La integración de personas migrantes es solo uno de los aspectos que cubre la llamada inclusión social. Es por ello por lo Iglesias que no se estaba refiriendo a inyectar toda esa cantidad a la acogida de extranjeros.

DESEMPLEO JOVEN E INMIGRACIÓN

Asimismo, el Consejo Europeo indica que un 2% del presupuesto deberá ser destinado a la lucha contra la pobreza material, a la vez que un 10% habrá de ser obligatoriamente usado para aliviar el desempleo joven solo en aquellos países cuya tasa de jóvenes que ni estudian ni trabajan es superior a la media europea. España, al encontrarse entre ellos, habrá de acogerse a esta norma. Por tanto, esto no quiere decir, tal y como interpretaron algunos, que Iglesias le de más importancia a los inmigrantes que a los jóvenes en paro. Las ayudas a este grupo están respaldadas tanto por ese 10% obligatorio como por ese 25% general.

En concreto, los diferentes programas enmarcados en el Fondo Social Europeo son: la Iniciativa de Empleo Juvenil, el Fondo de Ayuda Europea para las Personas Más Desfavorecidas y el Programa para el Empleo y la Innovación Social. “El FSE+ seguirá apoyando la integración a largo plazo de los inmigrantes”, puede leerse en la propuesta de 2018 para este fondo. Así, este objetivo no es tan siquiera particular de Pablo Iglesias, sino compartido y reivindicado desde la Unión Europea.

IGLESIAS, MUY CONTENTO CON EUROPA

Con todo ello, Pablo Iglesias ha felicitado a los líderes europeos por crear un plan de acción “diametralmente opuesto” a aquel de 2008. “La UE parece haber aprendido las lecciones tras la crisis anterior: en esta ocasión no tendremos austeridad, sino un ambicioso plan de estímulos fiscales; en esta ocasión no tendremos hombres de negro visitando los países, sino planes de inversión negociados”, analizaba esperanzado.

También recalcó el hecho de que, dentro de los 140.000 M€ para España, 72.000 millones serán invertidos en fondo perdido (ayudas que no habrá que devolver posteriormente), al suponer esto una auténtica muestra de solidaridad por parte los estados miembro. “Europa ha entendido que la única forma de salir de la crisis es cooperar”, aseguró el vicepresidente segundo.

LA DERECHA SE DEJA CONFUNDIR

Cientos de usuarios contrarios a Podemos pusieron rápidamente el grito en el cielo, escandalizados ante la afirmación de Iglesias, que no entendieron bien. “El coleta morada se expresa de pena”, deslizó un usuario. Ya sea por un error de redacción a cargo del mandatario o por ansiedad acumulada de los lectores, el malentendido dio lugar a un voluminoso chorro de comentarios que criticaban al político por darle un 25% del fondo a los “menas”, lamentando que los españoles están “abandonados”.

El partido de Santiago Abascal también se sumó a la ola, desinformando a sus seguidores al reflejar equivocadamente las partidas europeas. “Dan prioridad a sus nuevos esclavos ideológicos: los menas y los ilegales”, tuiteó Vox.

Comentarios