sábado, 5 diciembre 2020 13:44

Iglesias defiende su coalición con el PSOE y se desmarca de Anticapitalistas

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha defendido este jueves el apoyo mayoritario de la militancia de su partido al Gobierno de coalición con el PSOE, frente a la decisión de los anticapitalistas de abandonar la formación morada, esgrimiendo precisamente esa alianza con los socialistas como motivo principal. Es más, el vicepresidente segundo ha asegurado que Podemos y Anticapitalistas son “proyecto políticos distintos”.

Así lo ha asegurado Iglesias en declaraciones a la prensa en los pasillos del Congreso, antes de comparecer por primera vez en la comisión parlamentaria que controla sus competencias, al ser preguntado por su opinión acerca los avisos la líder anticapitalista Teresa Rodríguez –la primera en anunciar su salida– sobre el riesgo de que Podemos acabe desdibujado, si no se diferencia del PSOE.

En estas declaraciones previas, Iglesias no ha querido comentar esas críticas de los anticapitalistas. No obstante, dentro de la Comisión sí ha dedicado unos minutos a explicar por qué Podemos ha decidido entrar en un gobierno con el PSOE, en contra de las opiniones del sector Rodríguez y el eurodiputado Miguel Urbán.

En concreto, el líder ‘morado’ ha argumentado que “desde dentro” del sistema, “respetando las reglas”, se pueden “cambiar” y “mejorar algunas cosas”, aunque esto implique asumir contradicciones y “tragar sapos”. “Nunca con gusto”, ha avisado.

Eso sí, Iglesias ha querido agradecer a los anticapitalistas “su coherencia a la hora de entender que no comparten la línea mayoritariamente decidida por los inscritos de Podemos, que es cogobernar España y muchas Comunidades Autónomas”.

RESPETO A LAS ESTRATEGIAS DE OTROS PARTIDOS

“Ya estamos prácticamente en proyectos políticos distintos, que van a ser siempre fraternales. Los que combatimos la injusticia y defendemos la justicia social, aunque sea desde estrategias diferentes, estamos llamados a entendernos desde el respeto”, ha manifestado en esas primeras declaraciones ante la presa. “Máximo respeto a las opiniones de compañeros que ahora están en otro partido político”, ha insistido.

En este sentido, el líder de Podemos Iglesias ha querido dejar claro que “es perfectamente respetable” que los anticapitalistas “no estén de acuerdo” con esa decisión de gobernar con los socialistas, y que, por lo tanto, “decidan emprender un camino autónomo como partido político”.

“A partir de ahí, máximo respeto y compañerismo entre nosotros. Ojalá las cosas siempre se hubieran hecho así en la izquierda, porque nos hubiera ido mejor a todos”, ha añadido, en clara referencia al exdirigente y cofundador de Podemos Íñigo Errejón, que ahora lidera Más País tras su abrupta y traumática salida del partido morado de hace un año.

“TRAGAR SAPOS, PERO NUNCA CON GUSTO”

Posteriormente, ya durante su comparecencia en la Comisión de Derechos Sociales y Discapacidad, Iglesias ha vuelto a tratar este asunto, después de que el diputado de la CUP, Albert Botran, alabara el modo en que está gestionado con los Anticapitalistas la salida de Podemos de este sector.

En su turno de respuesta, Iglesias ha querido dedicar unos minutos a hacer referencia a esa “ruptura”, para explicar los motivos por los que su formación ha decidido entrar a formar parte de un gobierno de coalición por el PSOE, el detonante de la salida de los de Rodríguez y Urbán.

“Nosotros entendemos que desde dentro, respetando las reglas, se pueden cambiar algunas cosas, y mejorar algunas cosas, no todas, y eso implica asumir y surfear contradicciones, implica tragar sapos también, nunca con gusto, nunca con ganas”, ha reconocido.

En este punto, ha afirmado que aunque “algunos habrá que tragar”, otros no estarán dispuestos, pero su objetivo siempre será “lograr que haya un poco menos de injusticia y que la democracia construya barreras, escudos y mecanismos de defensa que le permitan protegerse un poquito mejor de las fuerzas no democráticas que se le tratan de imponer”.

“REFORMA O REVOLUCIÓN”

Así lo ha asegurado, tras señalar que los argumentos de los anticapitlaistas para dejar Podemos suenan al “viejo debate del movimiento obrero sobre reforma o revolución”.

A este respecto, Iglesias ha reconocido que “la democracia está limitada por poderes económicos que no ha elegido nadie”, pero ha explicado que, ante esta realidad, hay dos opciones: la de “enfrentar de manera directa y frontal ese sistema”, o la de “reconocer que la correlación de fuerzas implica estrategias diferentes, reformista que en buena medida se inspiran en la acción de la humanidad en la historia”.

“En el marco de un sistema económico concreto se logró el sufragio universal, las mujeres lograron el reconocimiento de derechos, el movimiento obrero logró la jornada laboral de 8 horas”, ha manifestado. “Y se consiguió, si me apura usted, la democracia. La democracia es un movimiento histórico que limita el poder de los que tenían todo el poder económico”, ha apostillado.