Pablo Iglesias

Pablo Iglesias quiere formar parte del Gobierno, tanto de España como de las autonomías y municipios que sea posible. No se ha cansado de decirlo en campaña y, este sábado, ha vuelto a incidir en ello.
“Vinimos a mancharnos las manos y a cambiar las cosas desde dentro” , ha comentado el secretario general de Podemos, que no quiere estar en la oposición.

Lo ha dicho este sábado en un encuentro con más de 100 miembros de su partido en la Nau Bostik de Barcelona acompañado de la secretaria general de Podem Catalunya, Noelia Bail, y en que ha razonado que, cuando se llega a las instituciones y a los gobiernos, hay que asumir “ciertas contradicciones, la realidad de la correlación de fuerzas”.

“Asumir que muchas veces es más cómodo estar en una confortable oposición parlamentaria siendo fiel a tus principios que arriesgarte a mancharte las manos con responsabilidades de Gobierno”, y ha asegurado que Podemos aspira a gobernar las instituciones del Estado, las europeas y las municipales.

Para Iglesias, la importancia de entrar en las instituciones, especialmente los ayuntamientos, se basa en que son la herramienta para “nivelar las desigualdad de origen”.

“Por eso es tan importante estar en las instituciones a pesar de sus dinámicas”, y ha afirmado que desde los ayuntamientos se obrará el cambio en España, cambio que sostiene que ya ha comenzado.

Iglesias ha reivindicado los gobiernos en los que ha estado Podemos en la última legislatura que demuestran con su gestión que muchas políticas que antaño se presumían imposibles “se han hecho, y se ha visto que era una cuestión de voluntad”.

Y ha pedido a sus militantes seguir trabajando en la campaña: “Salimos a ganar. Tenemos que convertirnos en una referencia del diálogo, de las políticas públicas que protegen a la gente”.

EUROPEAS

Iglesias ha avisado a quienes han defendido las políticas neoliberales y los recortes en Europa de que no se pueden llamar “a sí mismos europeístas”, porque, según su análisis, estas políticas han trabajado para los poderes financieros y han dejado a la gente de lado y eso ha favorecido a la extrema derecha.

“Por eso es tan importante que formemos parte del próximo Gobierno en España: para lanzar un mensaje de que hay un gobierno en Europa que no se parece al de Salvini”, ha dicho en referencia al vicepresidente italiano, Matteo Salvini, frente al cual considera que hay una alternativa.

“Si formamos parte del Gobierno vamos a poder ayudar a que nuestro país se convierta en la referencia de que otra Europa es posible” y a que se genere una esperanza democrática que asuma que Europa sólo se va a construir con valores de justicia social, ha enfatizado.

Comentarios