Sánchez e Iglesias
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno en funciones, y Pablo Iglesias, líder de Unidas Podemos. Foto: Europapress.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, busca a la desesperada retomar las negociaciones con el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez. El líder de Unidas Podemos ha enviado este martes a Sánchez un documento en el que le ofrece una nueva propuesta: renuncia al Ministerio de Trabajo siempre que, a cambio, le entregue el de Transición Ecológica. Pero el PSOE ha rechazado la mano tendida de Podemos. Entre tanto, Iglesias busca que Podemos forme parte del Ejecutivo antes de que su partido se destruya a sí mismo. Una realidad cada vez más cercana después del anuncio de los anticapitalistas de Andalucía en el que han declarado su intención de montar un partido por su cuenta.

La investidura fracasó por la cartera de Trabajo. Iglesias llevó hasta el último minuto la negociación y se enrocó en este ministerio. Al frente de este podría haber llevado a cabo dos de sus medidas estrella: subir el salario mínimo a 1.200 euros mensuales y establecer la jornada laboral de 34 horas. Ahora el nuevo planteamiento del líder de Unidas Podemos es reforzar su partido desde el Ministerio de Transición Ecológica. Un plan que el PSOE ahora no ve con buenos ojos. Al menos tal y como se lo han transmitido a los medios tras analizar el documento de 119 páginas que la formación morada les ha hecho llegar.

Los socialistas continúan en su empeño de gobernar en solitario. Quieren llegar a un acuerdo programático con los de Iglesias a sabiendas de que Unidas Podemos no lo aceptará. “Agradecemos la propuesta que, en lo programático, nos resulta muy próximo”, han destacado los socialistas en un comunicado. Pero el PSOE insiste en que el líder de Podemos solo quiere una cosa: entrar al Ejecutivo por la puerta grande. “No hay ningún avance respecto a la posición que Unidas Podemos ha mantenido desde el principio”, ha insistido.

Unidas Podemos se rompe a un mes de la segunda investidura

  • Podemos Andalucía quiere crear un partido en solitario en otoño y seducir al sector "posterrejonista".
  • La creación de esta nueva formación tiene como objetivo distanciarse de las directrices de Pablo Iglesias.
  • Este nuevo documento con más de cien páginas trabaja sobre la última oferta que el PSOE le hizo los de Iglesias. Tres ministerios y una vicepresidencia que el líder de Unidas Podemos ve suficiente siempre y cuando se incluya alguna cartera relevante sobre la que trabajar para reunificar un partido que se deshace por momentos. Son cuatro las propuestas de coalición de Podemos. Todas ellas parten de un mismo punto: o el ministerio de Trabajo o el de Transición Ecológica. Además de la ansiada vicepresidencia que ostentará la pareja del líder: Irene Montero.

    El PSOE se resiste también a ceder Transición Ecológica porque, dentro de ese ministerio, Iglesias puede llevar a cabo otra de sus medidas estrella, que consiste en crear una empresa pública de energía. Con esta compañía estatal, Iglesias pretende condicionar los precios del mercado además de asegurar un flujo sostenible energético a aquellas familias que más lo necesiten.

    El PSOE quiere asegurarse de que Unidas Podemos no les genere problemas. Y más si entran en el Gobierno. Por este motivo, fuentes cercanas a los socialistas aseguran que Sánchez les quiere conceder carteras menos relevantes, en las que la formación morada pueda hacer menos ruido. Esto es algo que Iglesias no está dispuesto a aceptar, al menos de momento, ya que algunos de sus partidos internos como Izquierda Unida (IU) han presionado para que acepte casi cualquier oferta de coalición que el PSOE ponga sobre la mesa.

    Alberto Garzón

    Garzón escenifica la ruptura interna de Unidas Podemos

    Las costuras de Unidas Podemos se rompen. Cada facción interna del partido ha adoptado una postura distinta en las negociaciones con el PSOE. Los anticapitalistas ven con recelo que Pablo Iglesias se acerque a Pedro Sánchez para entrar en su Gobierno. Y la Izquierda Unida de Alberto Garzón se ha des...

    Fuentes cercanas al PSOE aseguran que Sánchez no cederá ante Iglesias. Que el presidente del Gobierno no teme unas nuevas elecciones. El líder socialista cree, seducido por los cantos de sirena del CIS de Tezanos, que ampliará su ventaja sobre Iglesias si hay nuevos comicios el próximo 10 de noviembre. Al mismo tiempo, el líder de Unidas Podemos negocia con una base poco sostenible, ya que casi todos los partidos que conforman el partido están enfrentados entre sí.

    El Partido Socialista seguirá con su hoja de ruta, que consiste en reunirse con diversos colectivos sociales, para presionar aún más a Pablo Iglesias. Cuando más se acerca la nueva fecha de la investidura, más se rompe el partido de Iglesias. La situación económica de IU más la rebelión ideológica de los anticapitalistas de Andalucía se han convertido en presiones casi insoportables para Unidas Podemos. Y solo una gran victoria en las negociaciones con Sánchez daría a la formación morada la estabilidad que tanto necesita.

    Entre tanto, unos nuevos comicios podrían despertar a la bestia negra de Podemos: Más Madrid, que desde hace meses trabaja en su salto a la política nacional. Este es el único elemento que podría hacer ceder a Iglesias y aceptar tres ministerios no tan relevantes como los que solicita, aunque fuentes cercanas a Unidas Podemos aseguran que el líder del partido está convencido de que los socialistas cederán las competencias de Transición Ecológica.

     

    Comentarios