accidente tráfico

Todos en algún momento hemos tenido un accidente de tráfico. Son situaciones que no agradan porque supone un momento de tensión que implica centrar la atención en los daños en los vehículos, los datos de aseguradoras y las posibles repercusiones en la salud.

Sin embargo, no siempre se conocen adecuadamente cuáles son los derechos y las posibles reclamaciones que pueden exigirse cuando se sufre algún daño en un accidente de tráfico. Es posible pedir una indemnización en función del tipo de accidente y las circunstancias en las que se produce.

Reclamaciones de indemnización en accidentes de tráfico

Hay determinados períodos del año donde los accidentes son algo mucho más habitual. Esto es así, sobre todo, cuando nos encontramos en periodos donde los desplazamientos son habituales como es la Navidad o periodos de vacaciones a lo largo del año.

Ahora que nos acercamos a la época navideña y seguramente los desplazamientos de vehículos serán importantes se debe tener un buen conocimiento sobre cuáles son las indemnizaciones posibles que pueden solicitarse ante un accidente de tráfico.

A la hora de estimar cuál es la indemnización correspondiente a un accidente de tráfico es importante ser conscientes de que el cálculo tendrá en cuenta los daños causados tanto a nivel personal como a nivel del vehículo o los llamados daños patrimoniales.

Generalmente el cobro de una indemnización es a favor de la persona que ha sufrido los daños, aunque en caso de muerte esta indemnización pueden recibirla sus familiares más directos.

Existen varías vías para reclamar una indemnización por accidente, a las que acudiremos en función de la gravedad de la situación y de la respuesta que obtengamos de las compañías aseguradoras.

Es posible usar la vía extrajudicial o judicial. En caso de que no se llegue a un acuerdo por la vía extrajudicial habrá que acudir a la vía judicial. De hecho, las aseguradoras siempre tratarán de evitar pagar y obligarán a acudir a la vía judicial.

Con la vía extrajudicial se tratará de llegar a un acuerdo con la compañía. Para iniciar esta reclamación es necesaria previamente valorar los daños causados. Será necesario contar con los servicios de asesoramiento de un abogado, así como de un perito médico para dar una valoración. Lo habitual es presentar una reclamación de indemnización ante la compañía aseguradora y que nos respondan con una oferta motivada en la que nos den la valoración de la indemnización.

Esta oferta motivada podrá ser aceptada o no por los afectados. Si no se acepta habrá que acudir a la vía judicial, de forma que habrá que presentar una reclamación por la vía civil.

Mediante la vía civil dispondremos de hasta un año para presentar toda la documentación relativa al daño sufrido. Es posible que si la indemnización es inferior a 6.000 euros se pueda resolver a través de un juicio verbal.

Otra opción es acudir a la vía penal, sobre todo cuando se trata de indemnizaciones más elevadas. Es importante que los especialistas en este tipo de reclamaciones puedan asesorarte a la hora de pedir tu reclamación.

Sin duda, para que estas reclamaciones tengan éxito es necesario tener muy claro en qué circunstancias se ha producido el accidente y cuáles son los daños derivados de tal situación.

Fuente: https://indemnizacionoptima.com/

Comentarios