Indra

El Juzgado Central de Instrucción nº 6 de la Audiencia Nacional ha citado a Indra como parte investigada en el caso ‘Púnica’. La compañía ha hecho público un comunicado de siete puntos en el que deja claro que “todos los hechos investigados son anteriores al año 2015, en el que se produjo el relevo en la presidencia y en la dirección de la compañía”.

La empresa presidida en la actualidad por Fernando Abril-Martorell ha afirmado que “ninguno de los directivos y empleados que aparecen como investigados en la causa presta servicios en Indra en la actualidad”. Además, ha insistido en que la condición de investigada solicitada por la Fiscalía y decretada por el Magistrado Juez no implica en esta fase del procedimiento la acusación por ningún delito, ni tiene efecto sobre la capacidad jurídica para contratar de Indra.

Indra sostiene que, si alguna conducta irregular se hubiera eventualmente producido en el periodo investigado, “la misma se debió ejecutar violando los modelos de organización y de gestión y vigilancia aprobados en 2011 y que han sido reforzados y perfeccionados a partir del año 2015”.

Aguirre

Aguirre y Cifuentes declararán en octubre como imputadas en la trama Púnica

Manuel García Castellón, juez de la Audiencia Nacional, ha imputado este lunes a las que fueran presidentas de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes, dentro del 'Caso Púnica'. De esta forma el magistrado da luz verde a la solicitud que realizó la Fiscalía Anticorrupción a ...

Del mismo modo, ha afirmado que ha colaborado “estrechamente con la investigación penal, aportando toda la documentación solicitada y entregando además al Juzgado por iniciativa propia, todos y cada uno de los documentos y de la información que se han obtenido en las exhaustivas actuaciones de investigación interna realizadas por la Unidad de Cumplimiento de la compañía”. Además, ha confirmado que “seguirá colaborando activamente con la Justicia para el esclarecimiento de los hechos”.

De todas formas, Indra ha mostrado “la máxima confianza en la Justicia y entiende que el hecho de que las presuntas conductas que se investigan se atribuyan a directivos y empleados que ya no forman parte de la compañía, unido al cambio radical de modelo de gestión y control llevado a cabo desde el relevo en el equipo de dirección, junto a la colaboración prestada por Indra a la Justicia, deberían determinar que no se extendieran a Indra y a sus más de 47.000 empleados consecuencias perjudiciales derivadas de  aquellas conductas”.

LOS CONTROLES INTERNOS EN INDRA

Indra ha señalado que actualizó y reforzó su sistema de prevención de la comisión de ilícitos por parte de sus administradores y empleados en 2015, tras el relevo en su presidencia y en su equipo de dirección. Entre otras muchas actuaciones, revisó el Código Ético y de Cumplimiento y el Modelo de Prevención Penal, sobre los que hay un proceso de mejora y formación permanentes.

Entre otras medidas, la compañía ha explicado que ha dotado de mayor independencia y medios a la Unidad de Cumplimiento y a la función de Auditoría Interna; se han adoptado medidas sancionadoras y disciplinarias cuando se ha detectado alguna actuación irregular; y se realiza un seguimiento continuo por parte de la Comisión de Auditoría y Cumplimiento y el Consejo de Administración en esta materia.

Previamente, la compañía se dotó de un sistema de prevención penal ya desde 2011, una vez entró en vigor la reforma del Código Penal del año 2010, que introdujo en el ordenamiento jurídico español la responsabilidad penal de las personas jurídicas.

Por tanto, la compañía ha señalado en el comunicado que mantiene “exhaustivos controles de la legalidad de la actuación de sus directivos y empleados y de depuración de posibles conductas irregulares”.

Comentarios