miércoles, 2 diciembre 2020 11:12

El Institut Agrícola pide a Torra declarar el Delta del Ebro zona catastrófica

  • Pretende que, además de las ayudas a los afectados, haya inversiones en infraestructuras y en la industria agroalimentaria.
  • 'Gloria' ha devastado puertos marítimos al arrancar las pasarelas de madera, las duchas, la señalización o el mobiliario.
  • Más de 3.000 hectáreas de arrozales han sido devastados, por lo que la próxima cosecha no será buena.
  • El presidente del Institut Agrícola, Baldiri Ros, ha solicitado por carta al president de la Generalitat de Catalunya, Quim Torra, la convocatoria urgente de municipios, afectados y entidades de la sociedad civil para dar respuesta a la tragedia que se ha vivido en estos días en las diferentes comarcas del Delta del Ebro a causa del temporal ‘Gloria’.

    En la carta, el Institut Agrícola solicita al govern de la Generalitat la declaración de zona catastrófica pero exige que la actuación del Ejecutivo no se limite únicamente a facilitar ayudas para reactivar la industria agroalimentaria y pesquera, que ha quedado seriamente afectada por la borrasca ‘Gloria’, que se ha instalado en la Península en estos últimos días.

    Además, la asociación agraria celebra la activación por parte de la Generalitat de un Plan Delta pero advierten que no debe quedarse únicamente en un proyecto. Por ello, defienden que debe contener un plan de inversiones en el que se identifiquen las posibilidades de la industria agroalimentaria para reforzarla, y un plan de infraestructuras. Asimismo, Baldiri Ros reclama que se aceleren los trabajos de esta comisión del Plan Delta para incluir las partidas necesarias en los Presupuestos de la Generalitat del presente año.

    ‘GLORIA’ SUMERGE EL DELTA DEL EBRO

    El fuerte oleaje que ha sufrido esta zona en los últimos días, donde se ha llegado a registrar una ola máxima de siete metros de altura, ha destrozado la franja costera de la desembocadura y el agua salada ha inundado miles de hectáreas de arrozales. Expertos ambientales han comparado las imágenes anteriores a la borrasca en el Delta del Ebro y se ha comprobar que el mar ha logrado entrar hasta tres kilómetros tierra adentro.

    El temporal ha afectado, por ejemplo, a las playas de Barcelona, cuyos accesos están cerrados y es que el oleaje ha arrancado las pasarelas de madera, las duchas, la señalización, el mobiliario y ha dañado los chiringuitos. En concreto, en el Port Olímpic se han llegado a hundir algunas barcas. Por ello, el Ayuntamiento de Barcelona mantiene activado desde el lunes la emergencia por mal estado del mar y la alerta por fuertes rachas de viento.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”52767″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    De hecho, el jefe del Servicio de Playas del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), Dani Palacios, ha señalado en una entrevista en la emisora municipal Betevé, que el temporal de mar “es el peor desde 2003” e incluso llegó a vaticinar que “probablemente también de este siglo”. Asimismo, Palacios ha pronosticado que los daños “serán elevados” aunque ha reconocido que, hasta el momento, no podrán evaluarlos hasta que pase el temporal.

    Un caso similar ha ocurrido en el municipio de Girona, Tossa de Mar, donde la playa ha desaparecido y las olas han llegado a adentrarse en las calles de la ciudad. Los vecinos de este municipio han visto como la espuma generada por la propia fuerza de las olas se ha quedado acumulada en las puertas de casas o comercios, que han visto como el acceso a los lugares era imposible.

    El alcalde de Deltebre (Tarragona), Lluís Soler, ha explicado que el río Ebro se ha desbordado en la zona del Garxal aunque los mayores desperfectos se encuentran en la zona de la playa de la Bassa de l’Arena, que ha quedado engullida por el agua salada.

    MÁS DE 3.000 HECTÁREAS DE ARROZALES AFECTADAS

    En la zona del Garxal, según los cálculos del Ayuntamiento, ‘Gloria’ ha inundado alrededor de 3.000 hectáreas de arrozales, según ha valorado la Comunidad de Regantes de la Izquierda del Ebro. “No recordamos nada parecido. Es dramático ver cómo se desborda el río y entra el mar kilómetros adentro“, ha lamentado Lluís Soler.

    El agua salada quema la tierra y la semilla e imposibilita el crecimiento del arroz, con lo que, previsiblemente, en la próxima cosecha aún se notarán los efectos del temporal. Además, en localidades como L’Ampolla (Tarragona) se han encontrado decenas de atunes en el paseo marítimo. Los peces conservaban la cabeza y la cola pero sus lomos estaban despedazados.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”72281″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    La Federación de Cooperativas Agrarias de Cataluña (FCAC) han lamentado estos hechos y han calificado la situación de “muy grave“. Las dos cooperativas arroceras, Arroceros del Delta del Ebro y Cámara Arrocera del Montsià, producen el 75 por ciento del total del arroz en Cataluña. Por su parte, el portavoz de arroz de las FCACMarcel Matamoros, ha insistido en que las cooperativas y los agricultores tendrán que hacer un esfuerzo para sacar el agua y reparar las infraestructuras lo más rápido posible y así poder valorar la situación  de los campos inundados. “Desconocemos si el mar ha arrastrado parcelas enteras. Tendremos que hacer lavados con agua dulce para evitar la salinización de los terrenos”,  ha afirmado Matamoros, que después ha revelado que esta situación la llevaban denunciado “hace años” y que no se ha realizado “una política territorial adecuada para ponerle freno”.