La ministra de Igualdad y ‘número dos’ de Podemos, Irene Montero, ha reconocido este lunes que las peleas internas que han tenido en estos años, y “las formas” en las que las han “gestionado”, les ha “pasado factura”, pero ha asegurado que ya le están “poniendo remedio”, y ha reivindicado su “utilidad” en el Gobierno de España, a pesar de sus problemas como organización.

Así lo ha asegurado en declaraciones a los medios de comunicación antes de participar en los Cursos de Verano que organiza la Universidad Complutense en El Escorial y, en concreto, en el que ha preparado Podemos sobre ‘La Agenda 2030: el gran reto mundial de la década’.

“Hacemos autocrítica pero a la vez no nos paralizamos, y somos muy conscientes de nuestra utilidad y nuestro papel en el Gobierno de España“, ha defendido, tras ser preguntada sobre si se está desarrollando en Podemos un debate interno tras los malos resultados de las elecciones gallegas y vascas, y sobre si el liderazgo del secretario general y vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, está en cuestión.

Según Montero, Podemos está analizando “certeramente” que el batacazo en los comicios de hace una semana tienen que ver, a su juicio, con las “peleas internas” y con las “formas” en las que han gestionado, “no los debates, sino otra cosa distinta a los debates”.

“Nos ha pasado factura, y eso es algo que hemos analizado en los últimos meses y para lo que estamos poniendo remedio. Y creo que la ciudadanía tiene muy claro que nosotros, además de analizar las cosas, no nos vamos a quedar parados nunca”, ha defendido.

En este punto, Montero ha querido reivindicar el “proyecto político” que representa Podemos, el cual, “sin pedir un euro a los bancos”, trabaja para que “en este país haya más justicia social”. “Creo que es un proyecto que tiene sentido”, ha afirmado.

“Eso no nos quita responsabilidad a la hora de analizar nuestros resultados electorales, pero sí nos hace no paralizarnos. Si cada vez que nos han preguntado por el liderazgo de Pablo Iglesias, por los malos resultados o por los malos augurios de las encuestas, nos hubiéramos quedado paralizados, no existiría el primer Gobierno de coalición de la historia de la democracia, ni el salario mínimo estaría en 950 euros, ni habría Ingreso Mínimo Vital”, ha ensalzado.

En esta misma línea se ha pronunciado la secretaria de Estado de Igualdad y responsable de Feminismos de Podemos, Noelia Vera, quien ha señalado que los problemas internos que explican esos malos resultados tienen que en estos seis años de existencia de Podemos, en los que han pasado de “no existir” a “formar parte del Gobierno”, han “corrido mucho”, y eso ha hecho que no hayan prestado “especial atención a la organización a nivel territorial”.

“Esa lectura la tenemos que hacer. Es obligatorio que la hagamos, pero luego hay factores externos que han influido”, ha apostillado en una entrevista en RNE, recogida por Europa Press, antes de señalar, por ejemplo, que en estos seis años “han tenido que lidiar con muchas horas de contenidos en los que se les acusaba de financiación irregular” y con una “operación parapolicial, económica política y mediática, para impedir” que llegaran al Gobierno.

Todo eso, según Vera, ha influido, aunque ha admitido que eso no les quieta su “parte de responsabilidad”. Eso sí, ha destacado, al igual que Montero, que están “bastante orgullosos de haber llegado al Gobierno” y de que “en el poquito tiempo” que llevan, hayan conseguido “cosas tan vitales” como el ingreso mínimo vital, subir el salario mínimo o la ley de libertades sexuales.

“Analizamos los resultados pero también creo que no nos debemos paralizar y tenemos que seguir haciendo cosas importantes que se traduzcan en la mejora de la vida de la gente”, ha racalcado.