Nuevos precios ITV en 2020

La Asociación mayoritaria de ITV, AECA-ITV de la suspensión inmediata de la actividad lo pidió a gritos y el Gobierno les ha escuchado. Los coches con la ITV caducada que circulen por las carreteras españolas desde este viernes no serán multados por la policía. Al menos no mientras dure el estado de alarma y la crisis del coronavirus. El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio le ha confirmado a AECA-ITV, que durante la crisis, la obligación de los propietarios de pasar la ITV queda suspendida de forma excepcional.

La ministra de Industria ha respondido a la Asociación garantizando que durante estos tiempos excepcionales no se multará a quien les haya caducado la ITV. “De conformidad con la disposición adicional 3º del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, los plazos que imponga la administración para efectuar inspecciones quedan suspendidos”, han destacado desde AECA.
La idea que tiene el Gobierno es que esta suspensión momentánea dura tan solo 15 días, pero si la crisis se prolonga, la cosa cambiará. “Se reanudará en el momento en que pierda vigencia el presente real decreto o, en su caso, las prórrogas del mismo”. Una prórroga que el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ya ha avisado que es una realidad casi segura.
Con todo esto, es probable que la suspensión de las multas a los coches con la ITV caducada se prolongue durante parte del mes de abril, según las mejores expectativas. De no ser así, puede que hasta mayo no se empiece a retomar la actividad normal en el país.
No hay que olvidar que, de momento, tan solo se puede circular una persona en el coche y solo para ir a trabajar o para comprar productos de primera necesidad, así como a asistir a algún familiar. Ir con más personas en el vehículo puede suponer una sanción.