La secretaria de Estado de Migraciones, Hana Jalloul, ha afirmado que el Gobierno de España ha actuado “rápido” con la crisis migratoria en Canarias y que está “preparado” ante el aumento de pateras, señalando que el alojamiento de migrantes en hoteles de Gran Canaria y Fuerteventura es “transitorio” y una práctica “bastante común” en situaciones de emergencia social.

En una entrevista a Ser Las Palmas, ha explicado que durante estas semanas “se ha demostrado la capacidad del Estado para hacer frente a este tipo de situaciones“, al tiempo que remarcó el papel de las instituciones canarias.

Creo que el Gobierno ha actuado de manera muy rápida y no se ha quedado nadie en la calle. El único percance pequeño fue el del Puerto de Arguineguín porque se tenían que realizar PCR, esperar resultados, ese día llegaron muchas pateras y además se produjo junto al desalojo de muchos centros educativos –cedidos por Canarias para ubicarlos antes del curso–“, apuntó sobre los cientos de migrantes que han estado días hacinados en el propio muelle.

Jalloul dijo que aunque se podía tener una previsión de que la ruta atlántica se podría abrir, no se podía saber con la certeza de los últimos tiempos “porque no sabíamos que iba a haber ese incremento tan importante que también es por el Covid-19”.

Al respecto, la secretaria de Estado ha hecho especial hincapié en que la Administración Central ha actuado “rápido” y que no es “ineficaz”.

En cuanto al alojamiento de migrantes en hoteles de Gran Canaria y Fuerteventura, insistió en que es una medida “transitoria” y que los complejos estaban vacíos, por lo que se ha “ayudado a reactivar la economía del sector”.

“En todo caso –matizó–, estos recursos hoteleros son una práctica bastante común en situaciones de emergencia social, cuando hay frío, catástrofes, derrumbamientos… son recursos transitorios ante una situación sobrevenida”.

Por otra parte, Jalloul opinó que el Estado está preparado para afrontar cualquier nuevo tipo de llegada masiva de pateras, “y creo que ya lo hemos demostrado”. “No tenemos miedo –expuso–. Estamos preparados y nos articulamos muy bien con las administraciones locales y el resto de ministerios”.