jueves, 3 diciembre 2020 23:20

José Blanco pide abandonar las “polémicas estériles” del apoyo de Bildu a los PGE

El exministro de Fomento José Blanco se ha mostrado a favor este miércoles de dejar de lado “polémicas estériles que no llevan a nada” como las críticas por el apoyo de EH Bildu a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el próximo año y ha enfatizado que en un momento tan complicado como el actual el problema de España “no es quién apoya” las cuentas públicas sino que éstas no salgan adelante.

“Respetando la historia y vida del PSOE, los que hemos tenido responsabilidades políticas puede ser que tengamos perspectiva pero no la varita de la verdad, de poner la etiqueta de lo que es buenos y lo que es malo“, ha subrayado en declaraciones a RTVE, el ex vicesecretario general del PSOE.

El anuncio realizado por el coordinador de EH Bildu, Arnaldo Otegi, de que “a día de hoy” están “en disposición” de apoyar los PGE, generó un gran malestar en algunos sectores del PSOE, al que pusieron voz dirigentes territoriales como el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara; el de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page; o el de Aragón, Javier Lambán.

“Siempre hubo ruido interno y expresiones pero cada tiempo es cada tiempo y ahora es un momento muy difícil que no se resuelve con las miradas o las recetas de siempre”, ha defendido el también ex ministro portavoz.

En este sentido, ha recordado que “en tiempos de dificultades es cuando más que hay que arrimar el hombro” y ha llamado a gestionar “el presente con los instrumentos que tengamos” con el objetivo de sacar adelante los presupuestos. Además, ha destacado el gran apoyo parlamentario con el que han contado las cuentas públicas para 2021, que superaron el jueves su primer examen en el Congreso, el de las enmiendas de totalidad, gracias al apoyo de 12 formaciones, entre ellas, la coalición abertzale.

En esta misma línea, ha llamado a no reprocharse cosas del pasado, haciendo alusión a la intervención sobre el acercamiento de presos de ETA realizada por el líder del PP, Pablo Casado, en la sesión de control del Congreso de los Diputados, que le ha sorprendido.

“Cuantos más presos se acercaron al País Vasco fue durante la presidencia de Aznar, que yo no reprocho, simplemente recuerdo. 436 si no me falla la memoria. Pero era un contexto más difícil porque ETA estaba asesinando, pero se entendía que era bueno porque tenía el objetivo de acabar con el terrorismo. No creo que Aznar lo hiciera por un planteamiento de cesión, querían acabar con el terrorismo y utilizaban instrumentos que creían que eran eficaces”, ha ejemplificado.

En cualquier caso, ha descartado hablar de “almas” en el seno del partido y lo ha relacionado con el modelo de elección de cargar, que es muy distinto al anterior, tanto en el plano federal como territorial. “Los debates se dan, se ganan o se pierden, y después a remar”, ha subrayado.

El exministro ha defendido el Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidos Podemos que, según ha recalcado, “en este contexto y más con una pandemia es muy positivo para el país”, frente a una derecha que no ha asumido su responsabilidad.

“No hay actitud de corresponsabilidad de los que deberían corresponsabilizarse más”, ha lamentado Blanco, que ve “deseable” una mayor “corresponsabilidad de la derecha española en un momento de tanta dificultad”.

Tras recordar que el Gobierno de coalición es una “experiencia nueva” a la que no estamos acostumbrados, ha vuelto a enfatizar que no se puede mirar a este Ejecutivo “con la mirada de un gobierno que no era de coalición”.