Con todos los países que hay en el mundo… ¿Por qué habrá escogido Juan Carlos I trasladarse a República Dominicana? Una posible respuesta sean los íntimos amigos con los que cuenta el emérito por esos lares. Esta es la historia de unos vendedores de azúcar y un viaje real a Latinoamérica.

El padre de Felipe VI se trasladó a República Dominicana casi al mismo tiempo que la prensa nacional descubría la noticia. Según diversos medios, el antiguo Rey llegó este martes a su destino. Hay que decir que esto choca, sin embargo, con declaraciones de la responsable de prensa de la Dirección de Migración de República Dominicana, Mariela Caamaño, quien ha asegurado recientemente que “Juan Carlos I no ha ingresado al territorio dominicano, de forma contraria a las versiones de que llegó la madrugada de este martes. La última vez que el exmonarca visitó el país fue del 28 de febrero al 2 de marzo de este año”.

Aun así esto no termina de arrojar conclusiones claras, ya que el propio ministro de Exteriores del país afirma no tener “ninguna información al respecto”.

Juan Carlos I fue a Pontevedra y de allí a Oporto, donde cogió un avión al país caribeño, según esta versión. Pero no serían solo las bonitas playas y paisajes lo que habría atraído al emérito, sino su estrecho contacto con los Fanjul, una poderosa familia de origen cubano, ahora afincada en Miami, que se dedica a la explotación de azúcar y al negocio inmobiliario.

Pepe Fanjul probablemente estuviera esperándolo en República Dominicana, para darle la bienvenida al antiguo monarca al complejo hotelero de Casa de Campo Resort & Villas. Se trata de un resort de lujo de 3.000 hectáreas con playa, piscinas, spas, campos de golf y mansiones que han hospedado a todo tipo de nombres de la alta sociedad. Emplazado en la zona de Altos del Chavón, el enclave fue construido hace 50 años.

De hecho, fue allí donde se casaron Luis Alfonso de Borbón, sobrino de Juan Carlos I, con Margarita de Vargas, hija de Víctor Vargas.

La estancia de Juan Carlos I en esta exquisita ubicación sería, no obstante, temporal, por lo que tras unas semanas el anterior jefe del Estado se trasladaría a su residencia definitiva fuera de las fronteras españolas.

UNA AMISTAD DE HACE DÉCADAS

La razón por la que se conocen Pepe Fanjul y Juan Carlos I es que la hermana de la abuela de Fanjul, Edelmira Sampedro, contrajo matrimonio con Alfonso Borbón y Battenberg, hijo mayor de Alfonso XIII, quien es el abuelo de Juan Carlos I, recoge ABC. Así, el ex monarca conoce desde hace décadas a Pepe y a sus tres hermanos: Alfonso, conocido como Alfy, Alexander y Andrés Fanjul.

Esta profunda relación explica que diversos medios apunten a que es en este complejo turístico donde Juan Carlos I se estaría hospedando.

Imagen promocional del resort de Casa de Campo, www.casadecampo.com.do/.

Pese a que la revolución castrista costó a la familia Fanjul la expropiación de sus plantaciones de caña de azúcar, los descendientes del clan prometieron reconstruir su dulce imperio, objetivo que lograron. De hecho, los Fanjul son una de las familias más ricas de Estados Unidos, al dividir sus propiedades entre República Dominicana y el país norteamericano.

En EEUU, cuentan con los vientos a favor de su segmento de mercado, al ser grandes donantes tanto del partido republicano como del demócrata, según La Vanguardia.

Miembros de la familia Clinton y Bush, así como famosos de la talla de las Kardashian o Beyoncé y Jay Z son algunos de los que han pasado una temporada en una de las mansiones costeras de los Fanjul.

Comentarios