sábado, 5 diciembre 2020 15:39

Juegos de cartas: conoce la historia del popular Blackjack 21

Hoy en día puedes fácilmente encontrar dónde jugar al blackjack gratis en la web. Sin embargo, este es un juego cuyo origen data de algunos siglos atrás. Lo cual no es de extrañar, dado que las cartas son uno de los más antiguos juegos de mesa de los que se tiene constancia. De hecho, se cree que surgieron en la China Imperial. Para entonces, se cuenta que las concubinas del emperador lo tenían como pasatiempo, para luchar contra el aburrimiento. Sin embargo, también es sabido que las cartas eran consideradas en algunas culturas como un artefacto místico. Por tanto, no tenían una finalidad de entretener, sino que eran utilizados para leer la fortuna. Con el tiempo, su uso se fue empleando para el entretenimiento, surgiendo juegos que entretendrían desde los reyes de grandes naciones, hasta al más bajo de los campesinos.

A partir de allí, los juegos y sus reglas fueron evolucionando, naciendo muchos de los que aún siguen siendo populares en pleno siglo XXI. Entre ellos se destacan el póker, el baccarat y el blackjack. Aunque todos estos se pueden jugar en los casinos actualmente, hoy hablaremos un poco sobre el último mencionado: el blackjack. El cual tiene un origen que es tan misterioso como el de las mismas cartas.

Al ser un juego tan popular, es casi imposible encontrar un casino (en la web o físico) que no ofrezca alguna versión del backjack y de hecho, actualmente, en los casinos online, se está ofreciendo la oportunidad de jugar blackjack con crupieres reales. Esto gracias a la modalidad conocida como “live casino”, en la cual tendrás la oportunidad de interactuar tanto con el crupier como con el resto de los jugadores a lo largo de la partida; lo que hace que el juego se sienta más cercano y real.

Además, gracias a los últimos avances tecnológicos y el auge de las aplicaciones móviles, es muy fácil para cualquiera poder jugar blackjack. Esto dado que la mayoría de los casinos online cuentan con su propia app, o con una plataforma compatible con los móviles. De esta forma, podrás jugar muy cómodamente, en cualquier momento del día, desde la comodidad de tu hogar. Sobre todo durante esta nueva normalidad que ha dejado el Covid-19, mientras se retoman los estudios para la vacuna del virus.

Origen del blackjack

La primera mención de este juego se encuentra en el libro “Rinconete y Cortadillo”, escrito por el escritor español Miguel de Cervantes. Allí, se relata un juego cuya finalidad es sumar el número 21 con cartas, y no superarlo. La misma mecánica con la que cuenta el blackjack, al cual también se le llama veintiuno. Asimismo, en esta narración también se explica que el As tiene un valor de 11 o un punto, dependiendo de lo que necesite el jugador. Dicha regla se sigue manteniendo en la actualidad.

Esta historia fue escrita en el siglo XVII, por lo que se cree que para esta época ya jugaban este juego en distintas zonas de España como Castilla y Sevilla. Sin embargo, las reglas que se mantienen en la actualidad, surgieron en Francia del juego que se conoce como “vingt-un”. Juego al cual eran aficionados personalidades históricas como Napoleón Bonaparte.

Dos siglos más tarde el juego llegaría a América gracias a los colonos franceses que se asentaron en el nuevo mundo; específicamente en las tierras de Nueva Orleans. Allí, el juego era legal y los casinos estaban en constante crecimiento, por lo que el veintiuno se hizo popular rápidamente. Sería aquí donde se le daría el nombre de blackjack. Esto dado que surgió una bonificación especial para el jugador que ganaba con un As de picas y la jota de picas, siendo esta última llamada “Black Jack”.

Las reglas del blackjack y la mecánica del juego

El blackjack tiene diferentes variantes, sin embargo, las principales reglas se mantienen entre todas ellas. En primer lugar, la baraja que se utiliza para el juego es la francesa, aunque también suelen jugarla con la inglesa. Estas son 52 naipes con cuatro palos diferentes: corazón, pica, trébol y diamante.

Los números en estas baraja van del 2 al 10, los cuales representan el mismo valor que su número; el As que vale por uno o por once, y las tres figuras: la J conocida como Jack (baraja inglesa) o como Valet (baraja francesa); la Q que representa a la Queen (baraja inglesa) o a la Dame (baraja francesa); y la K que simboliza al King (baraja inglesa) o al Roi (baraja francesa).

Para jugar, al inicio se reparten dos cartas por jugador. Al ver su mano, cada jugador decide si quiere pedir más cartas, si quiere plantarse (quedarse con la cantidad que posee) o doblar el valor de su apuesta. Gana aquel que reúna 21 puntos, o el que esté más cerca de ellos. Como se había mencionado previamente, existen diferentes versiones de este juego, pero los más populares son la americana y la europea.