Carlos Gómez Martínez

El magistrado español Carlos Gómez Martínez ha sido elegido miembro del Comité de Derechos Humanos de la ONU para el periodo 2021-2024, ha informado este viernes el Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación. El pasado mes de marzo, Gómez fue el ponente de la sentencia que absolvió de delitos al juez Miguel Florit, procesado por incautar sus móviles a una periodista de Europa Press y otro de ‘Diario de Mallorca’, aunque consideró que fue una decisión injusta.

España presentó la candidatura de Gómez en marzo de 2019, para una elección que estaba prevista para el 15 de junio de 2020 pero se retrasó. La elección se celebró finalmente este 17 de septiembre en Nueva York.

El Comité de Derechos Humanos es un órgano compuesto de 18 expertos independientes que supervisa la aplicación del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos por parte de los Estados que lo han firmado. Gómez es el primer español que forma parte de este Comité.

Carlos Gómez Martínez, miembro de la progresista Jueces para la Democracia (JpD), es magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB) desde 2019. Anteriormente, desde 1989, presidió la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Baleares. Entre 2004 y 2015 fue presidente de la Audiencia Provincial, un mandato cuyo tramo final coincidió con la instrucción del caso ‘Nóos’.

En el ámbito internacional, ha colaborado en distintas misiones del Consejo de Europa de reconstrucción del Estado de Derecho en varios países de Europa, y ha participado como experto en proyectos hermanamiento de la Unión Europea sobre formación de jueces en Bulgaria, Croacia y Serbia.

APUESTA POR SITUAR ESPAÑOLES

Exteriores ha subrayado que tanto la candidatura de Gómez Martínez para este órgano como la de Mikel Mancisidor para el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales “se enmarcan en una política activa de promoción de la participación de expertos independientes españoles en los órganos de tratados”, como una expresión más del compromiso de España con estos mecanismos de promoción y protección de los derechos humanos.

Los expertos que integran los comités son elegidos y ejercen sus funciones a título personal, no como representantes de un Estado. Eso sí, son propuestos por sus respectivos Estados nacionales y son elegidos por votación secreta entre éstos. Los comités se reúnen dos o tres veces al año en sesiones de tres o cuatro semanas en Ginebra, de manera que la condición de miembro de un comité no supone una dedicación a tiempo completo.

El Comité de los Derechos Humanos de la ONU es el órgano al que, en 2018, recurrieron el expresidente catalán Carles Puigdemont, huido de la Justicia en Bélgica, y el procesado por el 1-O Jordi Sánchez para denunciar que se habían vulnerado sus derechos políticos. No obstante, no se trata de un órgano judicial, no emite resoluciones vinculantes ni sus decisiones pueden afectar a decisiones judiciales.