El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón no ha acordado este martes ninguna medida catutelar para cuatro miembros de los Comités de Defensa de la República (CDR) investigados por su presunta pertenencia a organización terrorista a los que ha interrogado mediante videoconferencia con los juzgados de Sabadell y Mollet del Vallés (Barcelona). Todos han quedado en libertad tras concluir la diligencia judicial mientras que otros dos citados por el mismo motivo declararán finalmente el próximo 6 de julio.

Así lo ha explicado al término de las declaraciones el portavoz de su defensa, Xavier Pellicer, del colectivo Alerta Solidària, que ha manifestado que el aplazamiento de la diligencia al próximo lunes obedece a problemas de agenda de las defensas de jóvenes investigados.

Fuentes presentes en la declaración han señalado por su parte a Europa Press que las defensas han centrado su interrogatorio en motivar el arraigo familiar de sus patrocinados, y que apenas les han preguntado por su actividad concreta en los citados grupos independentistas.

Así, por el momento han declarado Queralt Casoliva, segunda teniente de alcalde de la CUP en el Ayuntamiento de Sentmenat (Barcelona), así como Esther Garcia, Clara Borrero y David Budria.

La letrada de los encausados, Eva Pous, ha precisado ante los medios, a la salida de los juzgados de Sabadell, que no se han pedido medidas cautelares, ni por parte del Ministerio Fiscal ni la acusación popular, y ha subrayado la “continuidad de las irregularidades”, porque no han entregado a las defensas el escrito por el que han sido citados a dependencias judiciales.

Ha dicho que “se sigue sin conocer el motivo de estas nuevas citaciones”, pese a no haber secreto de sumario de la causa, ha recordado Pous.

Los miembros que sí han declarado lo han hecho de forma telemática: tres en los Juzgados de Sabadell (Barcelona) y una en los de Mollet del Vallès (Barcelona).

CONCENTRACIÓN EN SABADELL

A las puertas de las dependencias judiciales de la capital vallesana se han concentrado más de un centenar de personas, convocados por el colectivo de apoyo a los detenidos el pasado 23 de septiembre (Detingudes 23-S), para mostrar apoyo a los que estaban citados para declarar.

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón ha reactivado con estas declaraciones la instrucción de la causa en la que investiga un grupo dentro de los CDR denominado Equipo de Respuesta Táctica (ERT) que buscaría la independencia de Cataluña “por cualquier vía, incluida la violenta”.

En la cédula de citación de uno de los nuevos imputados, a la que ha tenido acceso Europa Press, el instructor le investiga por su “integración en el denominado ERT, grupo fuertemente organizado y clandestino, cuyos miembros claman por un aumento manifiesto de la radicalidad de sus acciones”.

Según García Castellón, este investigado “tenía conocimiento de los hechos que se estaban desarrollando en el ‘laboratorio clandestino’ donde preparaban y confeccionaban diversos compuestos explosivos, principalmente termita, así como también habría servido para el almacenamiento y depósito para terceros de diferentes precursores y sustancias químicas peligrosas”.

9 DETENIDOS EN SEPTIEMBRE

En el marco de esta investigación fueron detenidos en septiembre del año pasado un total de nueve personas, de las cuales siete fueron a prisión provisional; la Audiencia Nacional les puso en libertad bajo fianza y con medidas cautelares unos meses después.

Las otras dos personas que fueron detenidas el día de la operación fueron puestas en libertad por los investigadores de la Guardia Civil y el magistrado instructor no les había llamado todavía a declarar.

Comentarios