blackjack

El blackjack es uno de los juegos de azar que más posibilidades de ganar le ofrece a sus jugadores, a pesar de ello, se deben conocer bastantes estrategias, consejos y recomendaciones para poder lograr esto y aprovechar las bajas ventajas de la casa del juego (menores al 0.5%).

¿Qué es el blackjack?

Lo primero que debéis saber para poder jugar y ganar a blackjack es en qué consiste. El blackjack es un juego de azar en el que se utilizan naipes ingleses, es decir, que incluye 52 cartas sin comodines.

La finalidad principal de este juego es llegar a 21 puntos (o el valor más cercano) sumando las cartas que se tienen, si algún jugador se pasa de 21 pierde automáticamente esa ronda. El jugador que tenga 21 o el puntaje más cercano gana la ronda y se lleva el pote (las apuestas realizadas).

¿Cómo jugar al blackjack?

Son muchas las estrategias recomendadas por expertos y conocidos en el juego, algunas de ellas son más efectivas y otras menos, pero, la verdad es que jugar al blackjack depende únicamente de la estrategia que mejor podáis utilizar vosotros, es decir, es cuestión de ir probando hasta encontrar la indicada y la que os permita ganar más dinero.

Una cosa importante que debéis saber y tener siempre en cuenta son los porcentajes de probabilidades que tendréis de pasaros al pedir una carta, por ejemplo, si tenéis un 15, las probabilidades de sumar más de 21 son del 58%. Por otro lado, si tenéis 11 o menos, no existe ninguna forma que os paséis.

¿Qué son las apuestas secundarias?

Para ganar en el blackjack no solamente debemos seguir las estrategias de juego sencillas que podemos leer y conseguir, también podemos aprovechar algunas reglas del juego que no son tan conocidas, como, por ejemplo, las apuestas secundarias.

Las apuestas secundarias tienen más que ver con el azar y las adivinanzas que los conocimientos, es decir, agregáis a un juego de estrategia un poco más de suerte. Estas apuestas simplemente consisten en predecir alguna de las cartas que pueda recibir el jugador o las cartas del crupier.

¿Cuándo usar las apuestas secundarias?

Cuando el crupier tiene una excelente racha o tiene blackjack, las apuestas secundarias a veces pueden salvaros y es que utilizando este tipo de apuestas podéis lograr ganar algo de dinero en una partida que parecía perdida.

Es verdad que en este caso no nos esteraríais basando en nuestra experiencia, en nuestros conocimientos y en la estrategia que podáis tener, pero, de igual forma, muchas son las personas que logran adivinar y ganar dinero con apuestas secundarias.

¿Cuáles son los tipos de apuestas secundarias que existen?

Las apuestas secundarias más comunes son: la apuesta segura, los pares perfectos y el 21 + 3. Pero también pueden encontrarse otras apuestas secundarias como, por ejemplo, la partida real, más o menos de 13, súper sietes, damas afortunadas, entre otras.

El blackjack es un juego que le permite a sus jugadores muchas oportunidades de ganar, las apuestas secundarias suelen utilizarse solamente cuando pensamos que todo está perdido, es decir, cuando creéis que es imposible salvar una ronda por una buena racha del crupier o porque tiene blackjack. Simplemente es algo que debéis conocer y quizás agregar a vuestro juego de vez en cuando, una de las formas de apostar en este juego que no todos conocéis.

Comentarios