El titular del Juzgado Contencioso-Administrativo número 3 de Palma, el magistrado Pedro Antonio Mas, ha ratificado la resolución de Salud por la que desde este viernes por la noche se aislarán los barrios de Son Gotleu, Can Capes, Soledat Nord y Son Canals, en Palma, para frenar la expansión del COVID-19.

“Ha de asumirse la limitación de los derechos fundamentales que se ven afectados por las medidas adoptadas”, concluye el magistrado en un auto, notificado horas antes de que entren en vigor las restricciones.

Se trata de una medida excepcional adoptada por el Govern, en colaboración con el Ayuntamiento de Palma, para frenar la expansión del COVID-19. Estas restricciones durarán un mínimo de 15 días y comenzarán a aplicarse desde este viernes a las 22.00 horas.

Cabe recordar que la resolución del Govern advierte de que incumplir las medidas podrá conllevar sanciones. En este sentido, la ratificación del Juzgado no impide que los actos individuales derivados puedan someterse al control jurisdiccional.

FINALIDAD “CONSTITUCIONALMENTE LEGÍTIMA”

El Juzgado recalca que las medidas adoptadas para estos cuatro barrios “persiguen una finalidad constitucionalmente legítima”, y que están amparadas “en normas con rango de ley”.

En particular, el juez entiende que la actuación del Govern se encuentra amparada por la Ley Orgánica de Salud Pública -así como la ley autonómica-, la Ley Orgánica de Sanidad, y el Real Decreto Ley 21/2020 aprobado por el Gobierno estatal en junio, entre otra normativa.

También subraya que las medidas planteadas por el ejecutivo de Francina Armengol se basan “en criterios de necesidad, proporcionalidad y ponderación entre los diversos intereses afectados”.

SON GOTLEU TRIPLICA LA TASA DE INCIDENCIA DE LA ISLA

En este punto el magistrado cita informes de Epidemiología sobre la zona básica de salud de Son Gotleu, que pone de manifiesto una acumulación de casos de coronavirus en el área.

En estos informes se alertaba de que Palma es el municipio con mayor densidad poblacional de las islas y también el que presenta una mayor transmisión comunitaria. Subrayaba también que Son Gotleu es la zona con una mayor acumulación de casos, con una incidencia que “triplica prácticamente la tasa de incidencia de la isla” (1.455,1 casos/105 h, frente a los 517,2 casos/105 h de Mallorca en su conjunto).

Además, la tasa de positividad de las PCR hechas en esta zona básica de salud alcanzaba -en los siete días anteriores a la fecha del informe, del 4 de septiembre- un 22,8%, el doble del valor de la isla.

“Tendiendo al principio de precaución, inserto en el marco general del análisis de riesgos que precede la toma de decisiones, puesto en relación con los de necesidad y proporcionalidad, igualmente ponderables en circunstancias como las actuales, ha de asumirse la limitación de los derechos fundamentales que se ven afectados por las medidas adoptadas, dada la necesidad de las mismas evidenciada en los informes a que se ha aludido”, concluye el magistrado.

LOS JUZGADOS HAN AVALADO TODAS LAS MEDIDAS DEL GOVERN

Hasta ahora, los tribunales han avalado todas las medidas adoptadas por el Govern balear para frenar la pandemia.

Esta misma semana había ratificado también el control de positivos establecido por el Govern, que permite ceder a las fuerzas y cuerpos de seguridad datos de pacientes con contagio activo para asegurar que cumplen la cuarentena.

El sindicato policial SUP había cuestionado la constitucionalidad de esta medida. La organización reclama dar mayor seguridad jurídica a los agentes que tengan que intervenir en estos casos.

CUATRO BARRIOS DE PALMA

Las restricciones en los cuatro barrios de Palma afectarán al perímetro entre las siguientes calles: vía de cintura (Ma-20), desde la confluencia con la calle de Aragón hasta la confluencia con la calle de Manacor; de la calle Manacor, desde la confluencia con la vía de cintura (Ma-20) hasta la confluencia con la calle de los Reyes Católicos; de la calle Reyes Católicos, desde la confluencia con la calle de Manacor hasta la confluencia con la calle de Aragón, con inclusión de la plaza Miquel Dolç; y de la calle de Aragón, desde la confluencia con la calle de los Reyes Católicos hasta la confluencia con la vía de cintura (Ma-20).

Se trata de barrios con una alta densidad de población y numerosa población extranjera; de hecho, el Govern ha editado en seis idiomas los carteles informativos sobre estas medidas, incluyendo el árabe y el chino. Las medidas afectarán en torno a 23.000 residentes, a excepción de las calles Manacor, Reyes Católicos y Aragón.

¿QUÉ PROHIBICIONES HAY?

A partir del viernes a las 22.00 horas se restringe la entrada y salida libre de personas en el núcleo de población correspondiente a la zona básica de salud de Son Gotleu, salvo desplazamientos justificados -como ir a trabajar, al médico, al colegio, al banco, a cuidar de una persona dependiente, hacer exámenes oficiales o realizar trámites administrativos inaplazables-.

Las personas que no residan en los barrios afectados pueden circular por las calles o carreteras que atraviesan el núcleo, siempre que su trayecto tenga origen y destino en el exterior.

En cuanto a los residentes, podrán salir de casa y moverse dentro del barrio respetando las medidas de protección individual y colectiva; si bien se recomienda que la población permanezca en su domicilio y se desaconsejan las actividades no imprescindibles.

Así, las reuniones sociales no pueden superar las cinco personas si no son convivientes. Dicha prohibición incluye bodas, servicios religiosos -salvo las ceremonias fúnebres y velatorios-, celebraciones y la práctica deportiva.

En cuanto a los establecimientos y locales comerciales, no podrá superarse el 50% de la capacidad y se prohíbe el consumo en barra. Salud impone que deberán cerrar como máximo a las 22.00 horas y se deberá establecer un horario de atención con servicio prioritario para personas mayores de 65 años.

Se suspende la actividad de los lugares de culto, salvo la celebración de funerales, que pueden hacerse siempre y cuando no se supere el 33% de su capacidad y con un máximo de 15 personas. La resolución de Salud también prohíbe la realización de ferias y fiestas populares, verbenas y otros eventos populares, tanto de organización privada como municipal o insular.

Las actividades en academias, autoescuelas y centros privados de enseñanzas podrán impartirse de forma presencial siempre y cuando no se supere una capacidad del 50% respecto al máximo permitido. Las actividades que realicen se limitarán a grupos máximos de cinco personas y se establecerán medidas de seguridad.

La resolución suspende también la actividad de los gimnasios y centros deportivos de todo tipo, parques y jardines, y parques infantiles de uso público y locales de ocio infantil. Se exceptúan de dicha suspensión los establecimientos y espacios cedidos por el Ayuntamiento a los centros educativos.

Comentarios