JxCat ha presentado este miércoles una propuesta de resolución para que el Parlament certifique la “incompetencia” del Tribunal Supremo para juzgar los hechos acaecidos durante el otoño de 2017, que acabó con la sentencia contra los líderes independentistas por el 1-O.

En la propuesta de resolución, se recoge que la sentencia de la justicia belga del 7 de agosto de 2020, que rechazaba la extradición del exconseller Lluís Puig, hace “justicia” a su persona y al resto de personas que viven fuera de España como consecuencia del 1-O.

“También debe ayudar a hacer justicia para los presos políticos y al resto de condenados por la ignominiosa sentencia del Tribunal Supremo del 14 de octubre de 2019, ya que certifica la incompetencia de este tribunal para juzgar los hechos que ocurrieron en Cataluña el año 2017″, subrayan en el texto.

Además, reclaman que el Estado gestione el conflicto político entre Cataluña y el resto de España desde el campo político y se abandone y anule “la judicialización contra el independentismo”.

Otro de los puntos de la propuesta insta al Parlament a manifestar que los sucesivos pronunciamientos de los tribunales europeos demuestran que, en el contexto de la UE, “las causas contra el independentismo no prosperan porque se ven como causas políticas y no penales”.

Comentarios