Educación ha alcanzado un “principio de acuerdo” con Comisiones Obreras por el que asegura que respetará las dieciocho horas lectivas en Educación Secundaria; y convocará a la Comisión del Calendario Escolar para “consultar” el inicio del curso que, en principio, había retrasado al 15 de septiembre.

A primeras horas de la mañana de hoy, seis delegados de Comisiones Obreras se han encerrado en Educación exigiendo ser recibidos por el consejero del ramo, Luis Cacho, o algún alto cargo de la Consejería y que se “reviertan los recortes” anunciados.

La medida se produce un día después de que Cacho anunciara en rueda de prensa las medidas contempladas en el Plan de Contingencia para la vuelta a las aulas y que, según ha informado el secretario de Educación de Comisiones, Mikel Bujanda, ha elaborado el consejero de forma “unilateral”.

Los seis delegados encerrados se han encerrado en la Sala Valvanera, que es donde se reúne habitualmente la Mesa Sectorial de Educación, con el simbolismo de que Cacho no la ha convocado para consensuar el Plan de Contingencia.

Poco después del inicio del encierro, han acudido a la sala Valvanera la directora general de Educación, Pepa Iriarte; el subdirector general de Gestión Educativa, Emilio Izquierdo; y la subdirectora de Formación Profesional, Carmen Méndez.

A última hora de la mañana, Iriarte y Bujanda rubricaban un “principio de acuerdo” que supone, dentro del Plan de Contingencia, eliminar la redacción de “en Secundaria, ampliar los horarios de los profesores hasta los 21 periodos lectivos”.

Se sustituirá por “en Secundaria, el horario del profesor se atendrá a la normativa vigente. Actualmente, son dieciocho horas lectivas como así se indicó en las instrucciones de cupo”.

El acuerdo, además, reitera el compromiso de contratación de profesorado de apoyo, entre 220 y trescientos docentes. Añade que será una medida que se concretará en la Mesa Sectorial en la segunda quincena del mes de agosto.

Por otro lado, reitera el compromiso de “completar y actualizar económicamente los complementos de los miembros de los equipos directivos, a partir del 1 de septiembre de 2020”.

El acuerdo contempla un punto que señala que, “debido a la trascendencia social que supone una medida de este tipo, se convoca, con carácter de urgencia, a la Comisión del Calendario Escolar para tratar el cambio de inicio de curso 2020-21, con el fin de consultar a los representantes de la comunidad educativa la motivación para este cambio”.

Por último, contempla la convocatoria del Pacto para la Reconstrucción Educativa de La Rioja para una reunión de la comisión de seguimiento.

Comentarios