lunes, 30 noviembre 2020 06:20

La Rioja no descarta “nuevas medidas” si los datos no mejoran en los próximos días

El director general de Salud Pública, Pello Latasa, ha afirmado que los indicadores muestran que la evolución del Covid-19 en nuestra región es “desfavorable” y preocupa, entre otros aspectos, la presión asistencial y el alto número de contagios -ayer casi 300- lo que significa que “cada cinco minutos una persona en nuestra comunidad es diagnosticada de coronavirus”. Si los datos no mejoran en los próximos días, “habrá que valorar y plantear nuevas medidas”.

Todo porque, según sus palabras, estamos hablando de “una tasa insostenible” ante lo que hay que “cortar cuanto antes la cadena de transmisión del virus”.

Para el director general, además, “es importante seguir las medidas adoptadas para evitar la propagación del virus” y aunque sí que se ha visto un empeoramiento de los datos, sobre todo, en los últimos días, desde el Gobierno de La Rioja aseguran que todavía necesitan tiempo para “ver el efecto real” de las restricciones porque, como ha matizado Latasa, “los datos de movilidad muestran una cierta reducción tanto en Logroño como en el resto de la comunidad” con lo que esperan que “se produzca una disminución de transmisión”.

Así las cosas y siendo “conscientes del esfuerzo que estamos pidiendo a la población”, ha insistido, “es necesario que cada uno de nosotros aporte para contribuir al control de la enfermedad porque es mucho lo que está en juego”.

Pello Latasa también ha hecho referencia a dos de los aspectos que más preocupan a día de hoy: los fallecidos y la población mayor de 65 años. “En esta última semana hemos notificado 17 fallecidos y, debido a esta situación, tenemos que insistir en la necesidad de cumplir con todas las medidas”.

“Como más destacable -ha proseguido- se está viendo que la población mayor de 65 años está incrementando su incidencia. Nuestros mayores están siendo de nuevo los más afectados por la enfermedad y esta situación nos ha llevado a prolongar las medidas en vigor adoptadas”.

Además, Latasa ha asegurado que las transmisiones “ocurren fácilmente en entornos de alto riesgo, es decir, espacios cerrados donde concurren muchas personas, no se usa mascarilla y no son espacios ventilados”.

También se ha referido a la incidencia acumulada a 14 días que es de 784,1 por cada 100.000 habitantes en La Rioja y, todavía más alto, con 850,23 por cada 100.000, en Logroño.

Ante ello, ha indicado, “siempre planteamos medidas en función de los datos que tenemos encima de la mesa, si la situación no mejora en los próximos días, la próxima semana habrá que valorar y plantear nuevas medidas para la contención de la enfermedad”.

“Lo más preocupante en estos momentos -ha insistido- es la presión asistencial y el agotamiento del sistema para atender patologías Covid y no Covid así como la protección de las poblaciones más vulnerables” porque, como ha indicado, “el 21 por ciento de la población de nuestra comunidad tiene más de 65 años y la mejor manera para protegerles es reduciendo la incidencia de la comunidad”.

También ha resaltado que “el sistema sanitario ha mostrado un nivel de resiliencia que nadie se esperaba porque están siendo capaces de hacer maravillas con los recursos que tienen ante una situación de pandemia. En estos momentos miramos con mucha atención la presión de UCI y hospitalización y hay que ser conscientes de que hay un límite. Aún así hasta estos momentos se han podido abrir o cerrar camas o gestionar pacientes para amoldar la presión a las capacidades del sistema”, ha finalizado.