El presidente y consejero delegado Ericsson España, José Antonio López, y el consejero delegado de Amadeus IT Group, Luis Maroto, han apuntado la digitalización y las personas como las claves para la nueva normalidad en la séptima sesión de #LíderesResponsables organizado por Fundación SERES y moderado por su presidente, Francisco Román.

Estos diálogos entre la alta dirección sobre los retos de la reconstrucción post-COVID se enmarcan en la iniciativa #SERESResponsables, punto de encuentro de necesidades y ofrecimientos en plena emergencia sanitaria y que implica a diferentes agentes (empresas, emprendedores sociales, ONG, líderes, etc).

En la sesión, que ha arrancado con la bienvenida y presentación de Francisco Román, José Antonio López ha explicado que “cada crisis es una fuente de aprendizaje. En la primera fase nos hemos concentrado en hacer the right things. Hemos estado concentrados en nuestros valores como compañía y en ser coherentes con los mismos, aunque estuviésemos ante decisiones difíciles”.

“Hay que soportar, hay que hacer que las cosas funcionen y asegurar que un elemento crítico, como son las redes de telecomunicaciones, soportasen el desafío del crecimiento abrupto de tráfico y ubicaciones…”, ha añadido, para indicar que “otro aprendizaje ha sido nuestro entrenamiento en teletrabajo, fundamental para la continuidad del negocio”.

“Y, por último, la solidaridad, en nuestro caso influenciada por la senda marcada en este 20 aniversario de nuestro programa de voluntariado Ericsson Response y otras acciones como la cooperación con la Global Education Coalition liderada por UNESCO para ayudar a mantener educación a tantos niños hoy desconectados en el mundo”, ha subrayado.

A su juicio, “esa solidaridad debe extenderse a los 2,5 millones de españoles sin acceso a un mínimo de 30 Megabits por segundo o un millón de españoles en esa España vacía que lo han tenido muy difícil. No nos olvidemos nunca de ellos”.

Mientras, Luis Maroto ha destacado que “en este momento la importancia del talento de las personas cuenta aún más” y ha señalado que en Amadeus su activo “es la capacidad de innovación y creatividad de nuestro equipo”. “La industria del viaje es una industria especialmente afectada por esta crisis y la reactividad y capacidad de adaptación de nuestra gente ha sido fundamental. Aprecias la solidaridad, las ganas de ayudar, las reacciones que se han producido cuando hemos explicado la situación de la industria, el trabajar las horas que haga falta”, ha detallado.

“Hemos tenido una ventaja y ha sido ser una organización global -estamos presentes en 190 países- y empezamos a preocuparnos por la salud en las personas desde el inicio de la crisis en Asia. Ha sido fundamental estar cerca, tener mucha comunicación, poner en marcha planes de contingencia y seguir ofreciendo respaldo a los clientes y cercanía a los empleados. En la desescalada seguimos con la misma dinámica: procurar mantener un equilibrio en una situación donde las personas viven una situación excepcional y debemos recuperar la normalidad en esta reincorporación progresiva”, ha explicado.

“Nos ha servido mucho en estos momentos de incertidumbre tener unos valores de compañía, porque nos ayuda a entender qué aportamos a la sociedad, a no perdernos en el corto plazo y en el caso de los empleados, favorece encontrar un sentido a lo que están haciendo”, ha enfatizado.

A continuación, López ha insistido en que “la innovación y la tecnología fueron la razón del liderazgo de Europa después de la primera revolución industrial” pero ha lamentado que “la distribución de la riqueza no ha sido solidaria”. “No nos habíamos recuperado y llega la siguiente crisis, en este último caso en 100 días. Es un desafío”, ha afirmado.

Después de cada una de las revoluciones industriales se marca el nuevo orden de liderazgo económico-social. Esta 4ª revolución industrial o digital en la que nos encontramos ahora parecía que arrancaba en los 2000 y terminaría en 2030. Esta crisis ha acortado ese período unos 4-5 años. Si no tenemos los ‘deberes hechos’ antes de 2025 será muy difícil que Europa siga liderando como lo ha hecho hasta ahora. El anuncio del fondo de ayer es una luz de optimismo”, ha añadido.

Por su parte, Maroto ha reflexionado sobre el impacto de la covid en el sector y ha afirmado que “es un sector que ha experimentado caídas del 90% en las reservas. Dicho esto, somos una industria que ha sufrido diferentes crisis en distintos momentos. El viaje (10% del PIB mundial, algo más en España) es parte de nuestras vidas. Se habla de recuperar los niveles de 2019 en 2023. Son tiempos de oportunidades. La industria ha evolucionado mucho en los últimos años, esto ha requerido adaptación. Las ventas online han tenido un impacto muy rápido y hay jugadores que son puros jugadores online. La industria volverá a seguir adelante. Las prioridades van a cambiar”.

Y ha añadido: “el objetivo para todos los jugadores es cómo gestionarlo y sobrevivir. Cómo tener la liquidez y sobrevivir situaciones difíciles. Todos pensamos en cómo arrancar. Hay un mayor interés en trabajar conjuntamente. También trabajamos con nuestros clientes y las administraciones para ver cómo revivir y recuperar una industria que es fundamental para las personas”.

El liderazgo también ha centrado parte del debate ya que, en palabras de José Antonio López, “la D de director de equipos debe ser desarrolladores. Debemos saber hacer las preguntas adecuadas, no tanto las respuestas. Equipos diversos, multidisciplinares, mentalizados de que esto no va de crecimiento económico. Este crecimiento debe ayudar a la sociedad, al planeta. Creo que es importante pensar en ese 50% de la población que nos ayudó a salir de la crisis anterior y aportar nuestro esfuerzo para una vuelta segura a la normalidad. Eso también es parte del liderazgo responsable. #Yovuelvoalaoficina”.

Mientras, Maroto ha reconocido que “hay que poner esfuerzo entre todos. Vivimos en un mundo de cambios continuos, cada vez más rápidos -independientemente de la covid-. Y eso nos obliga a repensar cómo lideramos la sociedad y cómo lo hacemos para no dejar atrás a nadie. Las compañías deben tener su papel para que se produzca una evolución de los empleados”.

“La automatización puede hacer desaparecer puestos de trabajo, pero no hay más remedio que incorporarla y al mismo tiempo debemos ser capaces de formar a nuestros empleados para que haya una integración. Esto indudablemente genera incertidumbres sobre todo entre los empleados. Sin embargo, la honestidad, la claridad y la cercanía sobre temas que muchas veces desconocemos nos ayudan a avanzar en este sentido”, ha afirmado.

En el turno de preguntas del público, ambos directivos han planteado su visión sobre temas como el liderazgo digital: José Antonio López ha hecho hincapié en “que el liderazgo digital ayuda a delegar y ayuda al respeto“, al tiempo que ha pedido prepararse “para ese aprendizaje de teletrabajar y también ser más eficientes también en la parte presencial” mientras Maroto ha insistido en que “es necesario combinar las herramientas online con la interacción personal”.

Maroto ha concluido su intervención reflexionando sobre cómo los programas de RSC pueden verse afectados por el impacto de esta crisis ya que, en su opinión, “hay determinados proyectos que deben seguir adelante y aunque la primera reacción en estos casos es de supervivencia, asuntos como la sostenibilidad están en la agenda y en el consejo” mientras López ha afirmado que “la captación de talento va a ser un gran activo en estos momentos. Tendremos mucha gente digital proactiva opinando. Ha habido una gran aceleración en la digitalización. Nuestro propósito y acciones de contribución le importan a la gente”.

Comentarios