pareja intimidad

El cine porno ha hecho mucho daño a las relaciones de pareja. Al menos, en lo que a distorsionar la realidad de la intimidad se refiere. De lo que dura una relación en las películas pornográficas a la realidad hay más que un abismo. Si hablamos de primeras, nos viene a la cabeza unos veinte o diez minutos. Aunque la diferencia no parece mucha, sí lo es si consideramos que parece normal superar la primera cantidad.

Media hora. Eso es lo que solemos escuchar si nos guiamos por lo que nos cuentan o lo que vemos. Sin embargo, no es lo más común tener más de treinta minutos de sexo, sea cual sea su tipo. Lo cierto es que, este tipo de prácticas, en la vida real se alargan mucho menos en el tiempo. Hay trucos para durar más en la cama, posturas para él y para ella, y mucho más. Pero, ¿es todo esto necesario?

La verdadera cuestión es cuánto tiempo de sexo es suficiente para quedar satisfechos. ¿Un minuto? ¿Cinco? Esto es lo que debería durar esa intimidad con tu pareja.

Cuando lo contamos, alargamos demasiado la intimidad en pareja

duracion sexo

Si valoramos encuestas en las que se ha preguntado a diferentes personas sobre la duración de las relaciones sexuales, parece que todos mentimos. A las personas nos da por ser demasiado exageradas y no ceñirnos a la realidad que vivimos. La explicación podría estar en que siempre queremos más y más sexo y que dure cuantos más minutos mejor. O que, al menos, eso crea la persona a la que se lo contamos.

Más de la mitad de los hombres, de acuerdo a los estudios, afirman querer más de media hora de sexo entre coito, sexo oral y demás prácticas. No obstante, la realidad es muy distinta. La duración real de las relaciones en una pareja heterosexual es bastante más corta de media. El tiempo depende de muchas cosas. Hay personas que creen haber estado más tiempo del real y otras a las que se le hace demasiado corto.

Los investigadores coinciden en sus estudios en un tiempo determinado. Parece que seis minutos son suficientes para terminar complacido en una relación sexual. Aunque, leyéndolo, muchos puedan pensar que es demasiado poco tiempo, la verdad es que debemos ceñirnos a la realidad. Salirnos de ella y querer comportarnos como en el cine porno, no es una idea saludable y puede provocar malos hábitos a largo plazo.