El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha explicado este miércoles que el Consistorio tendría que adoptar “medidas extraordinarias y urgentes” para preservar la zona de bajas emisiones si la sentencia que anula Madrid Central es firme pasado el plazo habilitado para recurrirla (que finaliza el 15 de septiembre) al no haber aún nueva ordenanza de Movilidad.

“Dependerá de si se produce el recurso por las partes demandadas; se podría dar la eventualidad de que el 15 de septiembre sea sentencia sea firme, y que haya que adoptar medidas para preservar zona de bajas emisiones e iniciar el proceso de mejora”, ha apuntado en rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno de la ciudad.

El Gobierno municipal del Ayuntamiento de Madrid decidirá si recurre la sentencia que anula Madrid Central en función de los “informes técnicos y jurídicos” que elaboren los servicios jurídicos del Consistorio y del área de Medio Ambiente y Movilidad, que además serán publicados “para disipar cualquier duda, cualquier tentación de manchar”.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha anulado el área de bajas emisiones tras estimar parcialmente los recursos presentados por la Comunidad de Madrid, el Grupo Popular en el Ayuntamiento de Madrid –cuando era oposición– y la mercantil ‘DVuelta Asistencia Legal’ sin entrar al fondo del asunto y sin valorar la delimitación de esta zona de bajas emisiones y su regulación.

Los magistrados anulan por “defectos formales” y a petición de la Comunidad de Madrid, la ordenanza de movilidad sostenible aprobada por el Pleno del Ayuntamiento en sesión extraordinaria el 5 de octubre 2018, por la “omisión” del trámite de información pública, un requisito que se considera “esencial, preceptivo e indispensable”.

Comentarios