La Policía Nacional detiene a un hombre que robó una furgoneta de reparto y se dio a la fuga durante 45 minutos por las calles de Madrid
La Policía Nacional detiene a un hombre que robó una furgoneta de reparto tras 45 minutos de persecución por las calles de Madrid. Se pudieron recuperar más de 60 paquetes.

La Policía Nacional ha detenido a un varón como presunto autor de un delito de robo con violencia y otros dos delitos contra la seguridad vial. El arrestado robó una furgoneta de reparto y se dio a la fuga, emprendiendo una huida por diferentes distritos de Madrid. Tras 45 minutos de persecución, los agentes lograron interceptarle.

Los agentes pudieron recuperar la furgoneta de la conocida empresa de mensajería, la cual transportaba en su interior más de 60 paquetes listos para ser entregados ese mismo día.

Los hechos tuvieron lugar en torno a las 11:30 horas del día 24 de diciembre, cuando en la plaza de Manuel Becerra, en la capital de España, un repartidor se percató de la presencia de un individuo que trataba de sustraer su furgoneta. Para tratar de evitar el robo se interpuso delante del vehículo, corriendo un gran riesgo de haber resultado atropellado. Sin embargo, no pudo detener al ladrón, que se dio a la fuga a alta velocidad.

Una vez conocidos los hechos y alertados por la llamada del repartidor, los agentes se movilizaron rápidamente para establecer varios controles policiales en diferentes puntos de la ciudad. Fruto de los mismos se pudo localizar una furgoneta en la autovía A-3 dirección Valencia circulando a gran velocidad. Además, conducía en zig zag evitando a otros vehículos y no señalizaba las maniobras realizadas al volante.

Ante la presión policial, y al encontrarse acorralado por los agentes, el autor del robo de la furgoneta abandonó la autovía por un lugar no habilitado para ello. Decidió circular campo a través para continuar con su huida y tratar así de huir de los efectivos de la Policía Nacional que le perseguían.

45 MINUTOS DE PERSECUCIÓN POR MADRID

Después de 45 minutos de persecución por diferentes distritos de Madrid, varios agentes lograron dar alcance al autor del robo a la altura de la avenida de la Albufera. En ese momento, le cortaron el paso con su vehículo policial, procediendo de forma inmediata a su detención a punta de pistola.

Con la detención fue posible recuperar más de 60 paquetes que debían ser entregados ese mismo día por parte de la agencia de mensajería. La mayor parte de ellos eran paquetes navideños.

El detenido cuenta con numerosos antecedentes por diferentes hechos. Además, en la actualidad se encontraba privado por orden judicial de la tenencia del permiso de conducción.

La Policía Nacional detiene a un hombre que se dio a la fuga tras robar una furgoneta de reparto en Madrid
El arrestado cuenta con numerosos antecedentes policiales por diferentes hechos. En la actualidad estaba privado de la tenencia del permiso de conducción.

ASALTOS A FURGONETAS DE MENSAJERÍA EN MADRID

Los asaltos a furgonetas de mensajería en Madrid son más frecuentes de lo que pueda parecer. De hecho, existen algunas bandas criminales dedicadas a este tipo de actividad ilegal.

Estos grupos se encuentran en muchos casos altamente especializados en la comisión de robos en furgonetas de mensajería. Para ello recurren a diferentes técnicas y métodos de robo, como es el caso de los “sobres señuelo”. Este tipo de paquetes son utilizados con el fin de que el repartidor acuda a un domicilio y en su interior pueden incluir folletos de publicidad u otro tipo de objetos de escaso o nulo valor.

Para ello los criminales emplean datos de filiación auténticos o inventados y hacen uso de ellos como remitentes y destinatarios de forma simultánea, para así enviar los “sobres señuelos” a alguna dirección en la que se debe realizar la entrega a primera hora del día. De esta manera, consiguen que el repartidor acuda con su furgoneta cargada de paquetes a la dirección deseada.

Una vez allí, esperan al trabajador en el interior del edificio y aprovechan para sustraerle la furgoneta con todos los paquetes que lleva en su interior.

AUMENTAN LOS HURTOS EN LAS FURGONETAS DE REPARTO

En los últimos años se ha experimentado un crecimiento a nivel nacional en lo que respecta a robos y hurtos en camiones y furgonetas de reparto. Más allá de la sustracción de los paquetes que albergan en su interior, en ocasiones los robos tienen que ver con el gasoil de los depósitos. La mayor parte de los asaltos tienen lugar en las áreas de descanso.

El modus operandi de los ladrones en este tipo de casos es similar en la gran mayoría de los casos. En el caso de las furgonetas de mensajería, los cacos esperan a que haya un descuido por parte del repartidor para acceder a sus vehículos. Una vez logran hacerlo acostumbran a buscar dinero y objetos de valor como smartphones y similares.

En otros casos aprovechan para sustraer paquetes del interior de la furgoneta y huir rápidamente, o, como en el caso acontecido el 24 de diciembre en Madrid, roban directamente la furgoneta con todos los efectos que transporte en ese momento.

Dado el aumento en este tipo de robos y hurtos, la Policía Nacional aconsejan a los repartidores que tomen precauciones mientras realizan las entregas. Para ello, se recomienda que se cierre con llave el vehículo.

De esta manera se tratan de evitar las facilidades que, en muchos casos, los propios trabajadores dan a los ladrones. Al realizar una entrega, y con el objetivo de cumplir con los tiempos establecidos, los repartidores acostumbran a dejar abierto el vehículo. Esta circunstancia es aprovechada por los cacos para para asaltar las furgonetas.

EVITAN REPARTIR EN ZONAS CONFLICTIVAS

La crisis de seguridad que se vive en los barrios de algunas grandes ciudades españolas como Barcelona. En algunos casos incluso las empresas de paquetería han decidido suspender sus servicios de reparto temporalmente.

Sin ir más lejos, en el pasado mes de agosto, compañías como MRW, Amazon o Seur, decidieron dejar de operar en la zona del Besòs en la Ciudad Condal. Esta medida fue tomada después de los reiterados robos a repartidores que tuvieron lugar durante el verano.

Los afectados por ello son todos aquellos vecinos de estas zonas conflictivas, que desde entonces deben optar por unas de las dos alternativas existentes. Por un lado, prescindir de los servicios de estas agencias o bien ir a recoger personalmente los paquetes a las sedes más cercanas de estas empresas.

No obstante, no es habitual la toma de medidas tan drásticas. Por lo general, los repartidores que son objetos de robos continuados o que han visto cómo les han sustraído paquetes de alto valor, deciden instalar sistemas de seguridad en las puertas de su furgoneta que van más allá de los propios incluidos por cada vehículo.

Comentarios